Aplausos de los ciudadanos para el rey en su último desfile de las Fuerzas Armadas

Acompañado de la reina y de los príncipes de Asturias, Juan Carlos I ha escuchado «vivas» a la Monarquía de miles de personas

;
El rey se despide de los ejércitos Ha presidido junto al futuro Felipe VI el acto central del Día de las Fuerzas Armadas

El rey Juan Carlos ha presidido este domingo, junto a la Reina y los Príncipes de Asturias, su último Día de las Fuerzas Armadas como monarca, en un homenaje a los caídos que se ha celebrado en la Plaza de la Lealtad de Madrid y durante el cual se han podido escuchar los aplausos y «vivas» a la Monarquía de miles de ciudadanos que se han acercado para presenciar este acto.

Los Reyes y los Príncipes llegaron muy puntuales, a las 12.30 horas, y fueron recibidos por las autoridades civiles y militares presentes, entre ellas el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el de Interior, Jorge Fernández Díaz; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez; y los jefes de los Estados Mayores de los Ejércitos de Tierra y del Aire. También estuvieron presentes la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; y miembros de las comisiones de Defensa del Congreso y del Senado.

Juan Carlos, al que se le vio sonriente y animado, llegó ataviado con su uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, mientras que Felipe lo hizo con el de capitán de fragata de la Armada. Una vez el monarca abdique y su hijo sea proclamado Rey, este pasará a ser el nuevo jefe supremo de las Fuerzas Armadas con rango de capitán general, ya que este cargo es inherente a la condición de monarca, tal y como establece el artículo 62 de la Constitución.

Miles de ciudadanos llenaron el eje Prado-Recoletos de Madrid para presenciar este homenaje a los que dieron su vida por España y trasladar su apoyo a la institución de la Monarquía. Así, durante todo el acto, y sobre todo a la llegada de los Reyes y los Príncipes, se pudieron escuchar aplausos y «vivas» al monarca, a Felipe, a Letizia y a la Corona.

Tras la llegada de los miembros de la Familia Real a la Plaza de la Lealtad y el saludo a las autoridades civiles y militares se escuchó el himno de España y a continuación tuvo lugar el homenaje a los caídos a cargo de una compañía de la Guardia Real y cuyo colofón fue una exhibición de la Patulla Águila del Ejército del Aire, que dibujó en el cielo la bandera española.

Enseguida se dio paso a la parada militar de un batallón mixto compuesto por compañías de los ejércitos de Tierra, del Aire, la Armada, la Guardia Civil y la Guardia Real. En total, en torno a 500 efectivos desfilaron ante los Reyes y los Príncipes y entre aplausos del público.

El acto duró algo más de 20 minutos y fue la primera la primera vez que se han visto juntos, desde el anuncio de la abdicación de Juan Carlos el pasado lunes, a los que han sido Reyes durante las últimas cuatro décadas junto a sus sucesores, los Príncipes de Asturias. Estos han sido los que, al finalizar el acto, se han llevado la mayor parte de los aplausos. Una vez que Juan Carlos y Sofía ya se habían subido a su coche, Felipe y Letizia saludaron al público, que aplaudió y lanzó varios vivas a los futuros Reyes.

Pero antes de marcharse, se ha podido ver al todavía monarca charlando animadamente con algunas de las autoridades, en especial con el presidente de la Comunidad de Madrid, el ministro del Interior y la alcaldesa de la capital. Además, el monarca ha tenido un gesto de naturalidad al quitarse el guante de su uniforme y dar la mano -algo no habitual en este tipo de actos- al JEMAD como despedida de una milicia de la que ha sido jefe supremo los últimos 39 años.

Una vez finalizado este acto central por el Día de las Fuerzas Armadas, los Reyes y los Príncipes se han trasladado al Palacio Real, donde han ofrecido una recepción para autoridades civiles y militares.

Pero los actos por el Día de las Fuerzas Armadas habían comenzado unas horas antes, a las diez de la mañana, con un izado solemne de la bandera de España en los jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón de Madrid que ha congregado también a un buen número de curiosos, que han aplaudido y lanzado vivas tanto a la Monarquía como a las Fuerzas Armadas.

Presidido por el JEMAD, el izado ha tenido lugar ante una compañía mixta de honores compuesta por cuatro secciones de los Ejércitos de Tierra, Aire, la Armada y la Guardia Civil, con mando, escuadra de gestadores y unidad de música de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid,. En total, 172 efectivos.

Y un poco antes, a las nueve de la mañana, ha dado comienzo una carrera solidaria de 10 kilómetros por las calles del centro de la capital organizada por la Fundación Asistencial para las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, en la que se ha podido inscribir cualquier ciudadano y que ha reunido a más de 1.100 personas entre militares y civiles.

Todos los fondos recogidos por las inscripciones irán destinados a respaldar los proyectos que promueve la fundación, cuyos fines son, entre otros, la integración laboral de personas con alguna discapacidad así como la atención a grupos en riesgo de exclusión social de la familia militar y de la sociedad civil.

Todo ello en lo que respecta a los actos centrales por el Día de las Fuerzas Armadas, que sólo son el colofón a una semana de celebraciones y actividades programadas en las bases y cuarteles desplegados por toda España. En total, se han programado 271 actos, 65 más que el año pasado, lo que ha acarreado un presupuesto de 139.000 euros, un 17 por ciento más que el año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos

Aplausos de los ciudadanos para el rey en su último desfile de las Fuerzas Armadas