Carme Forcadell: «Nuestro adversario es el Estado, no el pueblo»

Forcadell cree que el empuje soberanista propició el relevo monárquico


Barcelona / E. Especial

Más de 35.000 socios y otros 15.000 colaboradores integran la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que preside Carme Forcadell. Es un colectivo civil que busca la independencia de Cataluña. Tras la abdicación del rey, intuye Carme, están los resultados de las elecciones europeas en esa comunidad.

-¿Ha influido Cataluña en la abdicación del rey?

-Sí. Se produce una semana después del resultado electoral, con una histórica victoria del independentismo, y eso pesa mucho. Ha habido un cambio de paradigma, con la sustitución de los partidos de obediencia española por otros catalanistas que han vencido en unas europeas por primera vez, y el Estado ha visto que la independencia va en serio.

-¿Qué se busca entonces con el cambio de rey?

-La idea es que con el cambio pueden ofrecernos alguna cosa, tal vez la tercera vía. Creo que lo intentarán y nosotros escucharemos y dialogaremos, pero la línea del nuevo monarca será la misma, continuista.

-¿Es el momento de plantear un referendo sobre el modelo de Estado?

-En España, sí. Entendemos que se tiene que aprovechar la oportunidad. En Cataluña, no. Estamos en otra historia. De hecho, la Assemblea ni siquiera convocó la concentración del lunes. Nos da lo mismo que reine Felipe VI o Juan Carlos I. Nuestra consulta es por la independencia.

-¿Qué opinión tienen los catalanes sobre la monarquía?

-Le puedo decir lo que opino yo; que la corrupción desprestigió a la monarquía, especialmente en Cataluña. El caso Nóos, la cacería en Botsuana... Aquí, para nosotros es una parte más del Estado que nos niega el referendo; nunca se pronunció a favor.

-¿Ve un movimiento civil como el suyo en Galicia?

-¿Por qué no? En Cataluña tenemos un proyecto cívico, inclusivo y social que se puede exportar. Es catalán quien quiere serlo por voluntad. No se trata de nacer aquí. De hecho, estoy segura que tenemos gallegos con nosotros, o descendientes.

-¿Y en qué consiste ese proyecto cívico?

-Buscamos la independencia de todos los catalanes, vengan de donde vengan. Entendemos que uno se puede sentir gallego y catalán, o español y catalán al tiempo. Ningún problema, pero queremos un país más próspero, justo y democrático. Y no vamos contra nadie. A mi madre le gusta la selección española de fútbol y a mi cuñado el Real Madrid, y son independentistas, como muchos catalanes que solo hablan castellano. Lo que pasa es que todo esto es difícil de entender cuando solo se piensa en el concepto de España como nación. Y nuestro adversario es el Estado español, no el pueblo.

-¿Y la consulta en Cataluña?

-Desde el 2009 ha habido consultas populares en más de quinientos pueblos catalanes. Votaron un millón de personas; y la mayoría dijeron que sí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Carme Forcadell: «Nuestro adversario es el Estado, no el pueblo»