El juez Castro retrasará el cierre del caso Nóos para no empañar la entronización

El magistrado tenía previsto finalizar la investigación la próxima semana


Madrid / Colpisa

El caso Nóos no empañará la proclamación de Felipe VI como rey. El juez José Castro valora muy seriamente cambiar la agenda para no hacer coincidir la conclusión de este sumario, que instruye desde junio del 2010 y que afecta al cuñado y a la hermana del futuro monarca, con la entronización del jefe del Estado.

Según fuentes del caso, el magistrado tenía previsto, hasta que el lunes don Juan Carlos anunció su abdicación, hacer público entre el 11 y el 13 de junio el auto de transformación en procedimiento abreviado que ponía fin a sus casi cuatro años de investigaciones en la pieza 25 del caso Palma Arena. Un documento en el que el magistrado relata una serie de hechos delictivos y sus presuntos autores y en el que, de acuerdo a todas las fuentes consultadas, seguirá figurando el nombre de Cristina Federica de Borbón y Grecia como cómplice o colaboradora necesaria en dos de los tres delitos fiscales que Anticorrupción y la Agencia Tributaria imputan a Urdangarin, los que cometió en su declaración de IRPF en el 2007 y el 2008.

Al magistrado solo le queda denegar por segunda vez a Manos Limpias la realización a principios de la semana próxima de una prueba caligráfica a la infanta sobre las actas de Aizoon. Después de esta última diligencia, el juez tendría todo listo para concluir la investigación. Sin embargo, no tiene intención de que su auto irrumpa como un bombazo en las vísperas de la proclamación o en las jornadas inmediatamente posteriores.

La abdicación de don Juan Carlos, por lo tanto, supondrá un nuevo retraso en la conclusión de este sumario que, en palabras de los portavoces de la propia Zarzuela, está siendo un «calvario» para la Casa Real. Sin embargo, el punto final de la investigación no va a ser, ni mucho menos, el final de los dolores de cabeza para la jefatura del Estado. Es más que probable que este escándalo esté bien presente en los primeros meses, sino años, del nuevo reinado. El probable mantenimiento de la imputación de la hermana del futuro Felipe VI, amén de la de su cuñado Iñaki Urdangarin, será un quebradero cabeza, al menos, en el 2014 y el 2015. Primero, con los recursos ante la Audiencia Provincial del Palma de las defensas y la Fiscalía contra la decisión de sentar en el banquillo a Cristina de Borbón y luego con un juicio público en el que Urdangarin seguro que estará como imputado y enfrentándose a penas de cárcel.

En los juzgados de Palma destacan que ya será imposible ahora ver a un miembro de la familia real sentado, por primera vez en la historia, en el banquillo de los acusados. Cando se haga efectiva la proclamación de Felipe VI, Cristina de Borbón y su marido solo serán familia del rey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El juez Castro retrasará el cierre del caso Nóos para no empañar la entronización