El Supremo ratifica 16 años de cárcel a un ex consejero balear por un caso similar al de Nóos

Josep Joan Cardona fue acusado de asociación ilícita, malversación, prevaricación, falsedad documental, fraude a la Administración y falsedad


madrid / colpisa

El mismo juez instructor, José Castro. Idéntico fiscal, Pedro Horrach. El mismo tribunal en primera instancia, la Audiencia Provincial de Palma. Tres de las imputaciones idénticas, prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude a la Administración. La actitud del principal imputado, la misma: negar todas y cada una de las acusaciones y rechazar de forma frontal cualquier intento de pactar con la Fiscalía Anticorrupción para intentar beneficiarse de algún eximente.

¿La primera sentencia? 16 años de cárcel frente a las penas mucho menores para los otros procesados arrepentidos, que reconocieron, al menos parcialmente, su participación en el saqueo de millones de fondos públicos. ¿Resultado del recurso ante el Supremo? El alto tribunal confirma la que hasta ahora es la mayor pena jamás impuesta en un caso de corrupción de Baleares y una de las más altas en la historia judicial española. Un sumario, el llamado Scala o Cola Cao, que está lleno de paralelismos con el caso Nóos.

El Supremo confirmó ayer la condena de 16 años de prisión que la Audiencia de Palma impuso al ex consejero balear de Comercio, Industria y Energía, Josep Joan Cardona, del PP, a quien Horrach acusó de asociación ilícita, malversación, prevaricación, falsedad documental, fraude a la Administración y falsedad. Delitos muy similares a los de Urdangarin, si bien este se enfrenta también a tres delitos fiscales.

El alto tribunal da por bueno que el consejero del Gobierno que presidió Jaume Matas entre el 2003 y el 2007 fue el máximo responsable de una trama que cobró comisiones y falseó contratos para saquear millones de euros de fondos públicos.

Anticorrupción había pedido 21 años de prisión para el que fuera máximo responsable del PP de Ibiza y que siempre se negó a pactar y confesar que dirigía la red que falseó contratos para desviar más de cinco millones de euros a sus bolsillos. Una cantidad muy parecida a la que se imputa a los responsables de Nóos, seis millones.

Los jueces consideraron que no se podía dar «credibilidad alguna» a Cardona cuando se amparaba en su «absoluto desconocimiento» sobre la entidad que presidía. Tesis similar a la que arguye Urdangarin.

Peor parado

Cardona es el que ha salido peor parado por su insistencia en no llegar a acuerdos con el fiscal. Sus antiguos colaboradores pactaron, se arrepintieron, devolvieron el dinero y terminaron acusando a su antiguo jefe a cambio de un muy importante reducción de penas. Urdangarin, como Cardona hasta ahora, se empeña en no pactar, no admitir delito alguno, no hacer nada por devolver el dinero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Supremo ratifica 16 años de cárcel a un ex consejero balear por un caso similar al de Nóos