El barrio barcelonés de Sants vive la cuarta noche consecutiva de violencia

Al menos 23 personas han sido detenidas


AGENCIAS

Los Mossos d'Esquadra detuvieron anoche a un total de 23 personas en la cuarta noche de incidentes tras el desalojo el lunes del centro okupa de Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Esta cifra provisional de detenidos en los incidentes de este jueves se suma a los dos que fueron arrestados el lunes, los seis del martes y los 30 del miércoles, de los que todavía quedan una docena detenidos a la espera de pasar a disposición judicial.

Los incidentes de la cuarta noche tuvieron otra vez su epicentro en la calle de Sants, una vez disuelta la cacerolada en la que un millar de personas protestaba por el desalojo de Can Vies, con cargas policiales y quema de contenedores.

Cacerolada de protesta

La noche comenzó hoy con una cacerolada de protesta en la que participaron varios centenares de personas y a continuación muchos de los participantes se dirigieron hacia la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, donde permanecen algunos de los detenidos en los altercados de los tres últimos días.

La manifestación se disolvió poco antes de llegar a la comisaría debido al importante despliegue policial en las inmediaciones de la misma.

Algunos grupos se dirigieron entonces a la sede del distrito de Sants-Montjuïc, situada en la confluencia de la calle de Sants con la de 22 de enero, donde los Mossos montaron una barrera y avisaron a la gente de que cargarían si se acercaban.

Fue entonces cuando aparecieron grupos de encapuchados que empezaron a quemar contenedores y a destrozar los cristales de sucursales bancarias, incendiando incluso una de ellas, así como mobiliario urbano, señales de tráfico, marquesinas y paneles publicitarios.

Lanzamiento de piedras y objetos

Los encapuchados lanzaron también piedras y otros objetos a los agentes policiales, que realizaron entonces varias cargas para disolver a los alborotadores.

Prácticamente al mismo tiempo que comenzaba la cuarta noche de incidentes, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, afirmaba en un programa de TV3 que estaba dispuesto a detener la demolición de Can Vies, un inmueble que estaba okupado desde 1997 y que funcionaba como centro social autogestionado, si ésta era una condición para reanudar las negociaciones y para el cese de la violencia.

El Centro Social de Sants y la Federación de Asociaciones de Vecinos han presentado a Can Vies y al Ayuntamiento de Barcelona una propuesta para abrir las vías de diálogo encaminadas a solucionar la situación actual.

Propuesta de cuatro puntos

La propuesta consta de cuatro puntos: Detener inmediatamente la demolición del inmueble de Can Vies, permitir el regreso al mismo de los colectivos de usuarios, estudiar conjuntamente con técnicos de ambas partes la rehabilitación del edificio y detener los disturbios y la presencia masiva de policía en el barrio.

Los jóvenes que okupaban Can Vies han anunciado que mañana, viernes, ofrecerán una rueda de prensa para anunciar su postura respecto a estas propuestas y al anuncio que ha hecho el alcalde barcelonés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El barrio barcelonés de Sants vive la cuarta noche consecutiva de violencia