El comisario de Astorga visita en la prisión a las asesinas de Carrasco

El juicio por el crimen será el próximo año y tendrá un jurado popular. SIGUE AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CASO

la voz

En el magnicidio de hace justo una semana en León la investigación está bastante encarrilada, con una asesina confesa, una colaboradora en la que está el origen de todo, y otra persona con un papel que se estima clave, pero aún por precisar. Tres mujeres, las tres ya en prisión, y en el mismo recinto, el de Mansilla de las Mulas (a unos 20 kilómetros de León) por su participación en la muerte de Isabel Carrasco, poderosa líder del PP leonés. Pero para saber todos los detalles aún tendrá que pasar algo de tiempo. Y para sentar en el banquillo a quienes finalmente sean procesadas, más tiempo aún: según fuentes jurídicas de León que citaba ayer la agencia Ical, hasta el 2015 no habrá vista. Y será, con seguridad, delante un jurado popular. Las penas, según las mismas fuentes, podrían llegar a los 25 años de prisión.

A pesar de que hay ya tres personas señaladas y un móvil, la venganza, bastante claro, restan algunas dudas notables. Por ejemplo, qué sabía Pablo Antonio Martínez, inspector jefe de Astorga, marido de Montserrat González, autora confesa de los disparos mortales, y padre de Triana Martínez González, imputada por los mismos delitos por su presunta activa participación. Ayer este hombre se desplazó a la prisión para visitar a ambas, según apuntaron fuentes penitenciarias. Fue un encuentro a mediodía, de dos horas, del que este policía, que ha pedido el traslado a Gijón (donde estuvo trabajando varios años), salió con un rictus serio y sin querer hablar. De sus labios solo salió un «por favor» a los medios de comunicación que le esperaban.

Según cita el portal de noticias Ileon.com, es la tercera vez que se ve con su mujer y su hija desde el asesinato. Previamente estuvo con ellas en la comisaría. «Estoy destrozado. La que me he caído encima, esto me sobrepasa», confesó a un allegado tras conocer la implicación de su mujer y su hija en el crimen, según Diario de León. Este mismo periódico recogía ayer las declaraciones del principal testigo del asesinato, un policía nacional retirado que se encontraba en la zona (Carrasco murió sobre la pasarela de un río tras varios tiros por detrás). «Me dijo mi mujer cuando nos cruzamos con ella: ??Mira, Isabel Carrasco??. Luego, oímos pum, pum, pum, vimos que salían de allí y decidí seguirla». Sin su presencia, dicen los investigadores, es posible que el crimen siguiera en una nebulosa. Este hombre dio aviso a la Policía Local e identificó a Montserrat: «Esa es, esa es la que disparó».

Recuperando la actividad

La violenta muerte de Isabel Carrasco ha conmocionado a toda una provincia, que comienza a hacerse a la idea de la desaparición de la persona que ha marcado su devenir en los últimos 20 años, desde su puesto primero en la Consejería de Economía luego en la presidencia del PP de León y posteriormente en la poderosa Diputación.

Lo que aún tiene que recomponerse es, precisamente, el PP provincial. El partido retoma esta tarde la campaña de las europeas con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el presidente regional del partido y la Junta, Juan Vicente Herrera, en un acto con cargos, militantes y simpatizantes. Los populares pretenden «dar ánimos a toda la familia del partido e instarles a seguir trabajando en un proyecto común que estaba marcado y estaba lleno de objetivos e ilusión».

Lo importante vendrá después de estos comicios. Despejada la duda sobre quién sucederá a Carrasco en la Diputación (su número dos, el actual vicepresidente), queda por saber quién será el nuevo líder de un partido que controla las principales instituciones de esa zona, y que tiene notables discrepancias internas que manejó con puño de hierro Isabel Carrasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El comisario de Astorga visita en la prisión a las asesinas de Carrasco