Una de las detenidas por el asesinato de Isabel Carrasco perdió un contencioso y debía devolver dinero a la Diputación

Montserrat Triana Martínez, que fue despedida hace más de dos años de la Diputación, perdió un contencioso y debía devolver dinero al ente provincial. Las dos arrestadas eran militantes del PP


Agencias

Montserrat Triana Martínez González y su madre, ambas detenidas por su presunta vinculación con la muerte por disparos de la presidenta de la Diputación de León y de los populares de esta provincia, Isabel Carrasco, son militantes del Partido Popular.

Así lo ha confirmado al programa La noche en 24 de RTVE el secretario general del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha pedido que no se especule con las causas de este asesinato y que se deje a la Policía que continúe con su investigación.

Montserrat Triana Martínez, una de las dos detenidas este lunes, fue despedida hace más de dos años y aún reclamaba a la fallecida una cantidad económica por los servicios prestados en la Diputación en la que trabajo como ingeniera de telecomunicaciones, según ha informado el Ministerio del Interior, que en un primer momento explicó que el despido había sido reciente.

La detenida acababa de perder un contencioso laboral con la institución provincial y tenía que devolver cantidades indebidamente cobradas cuando fue trabajadora interina.

Así lo han confirmado fuentes del PP, que han explicado que esta extrabajadora, la hija de las dos detenidas, conoció hace pocos días la sentencia definitiva que le obligaba a reintegrar montantes salariales que no debía haber cobrado.

La detenida -cuyas siglas según fuentes de la investigación M. T. M. G- había optado a una plaza fija en la Diputación cuando era interina hace dos años aunque se le otorgó a otra persona. Además, quien ganó la plaza no la ocupó y el puesto se amortizó.

Fuentes del Ministerio del Interior confirman, no obstante, que las primeras hipótesis policiales siguen apuntando a la venganza personal como el móvil de este asesinato. Según añaden, fue hace unos días cuando esta mujer recibió una notificación de la Administración contraria a sus intereses en relación con el litigio que le enfrentaba con la presidenta de la Diputación.

La Policía sigue buscando el arma con el que se efectuaron los disparos que han terminado con la vida de Carrasco y también está realizando las pruebas de parafina para confirmar exactamente quién realizó los disparos. Fuentes policiales han explicado que estas pruebas consisten básicamente en hallar rastros de pólvora que suelen quedar en las manos o en la ropa de una persona cuando dispara un arma de fuego.

Por su parte, el inspector jefe de la Policía Nacional en Astorga, padre y marido de las dos detenidas por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, ha informado esta tarde a sus superiores de que tenía en su poder su arma reglamentaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
50 votos

Una de las detenidas por el asesinato de Isabel Carrasco perdió un contencioso y debía devolver dinero a la Diputación