Gao Ping compraba los favores de policías con jamón, vino, toros y fútbol

A cambio, los agentes habrían solventado los problemas de entrada en España de ciudadanos chinos o permitido el ingreso de personas que «deberían ser repatriadas»

colpisa

El informe de la Fiscalía Anticorrupción que supuso la imputación del comisario del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, quien hoy declarará como imputado en la Audiencia Nacional, destaca que este policía habría hecho varias gestiones para el presunto miembro de la trama, el empresario Yongping Wu Liu, alias Miguel el calvo, a fin de solventar los problemas de entrada en España de ciudadanos chinos o permitiendo el ingreso de personas que «deberían ser repatriadas».

Este escrito de acusación detalla que el 5 de abril del 2012, Yongping recurrió al comisario para que le informara de los motivos por los que había sido detenida una china en el aeropuerto de Barajas. Nueve días después, Salamanca impidió presuntamente la repatriación de otra mujer y el 12 de julio intentó mediar sin éxito para evitar otra devolución.

Todos estas gestiones fueron intervenidas por teléfono y en una de las conversaciones el comisario advierte a Yongping «que hay que tener precauciones». No obstante, Salamanca también le asesoró para emprender un negocio de importación de chatarra y otro de juguetes. A cambio recibió un jamón y una caja de vinos, según la Fiscalía.En otras ocasiones fue invitado a los toros y al fútbol.

Este documento interno, que sirvió para que el juez Ismael Moreno imputase a otros ocho policías, además de Salamanca, sostiene que el exinspector Federico Sánchez de Frutos llegó a ser nombrado «consejero» del supuesto cabecilla de la trama, el empresario y mecenas Gao Ping, que le encargó un estudio para que implantara en sus empresas «el modelo de seguros de los sindicatos policiales españoles».

El escrito de los fiscales relata que Sánchez de Frutos habría sido el «funcionario más íntimamente ligado» a Gao Ping, que le habría encargado la organización de una cena con comerciantes chinos y altos mandos de la Policía en julio del 2010. A partir de esta relación, el inspector empezó a frecuentar a otros miembros de la trama, como Yongping Xia, presidente de la Asociación de Bazares Chinos. También trató con la mujer del mecenas, Lizhen Yang, que le pidió gestiones sobre documentación de extranjeros. Sánchez de Frutos, Salamanca y el también comisario Ángel Luis Olmedo, jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid, declararán hoy como imputados por los delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y revelación de secretos.

Ayer arrancaron las declaraciones con las de tres policías, que negaron el trato de favor a la trama y aseguraron que nunca recibieron regalos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Gao Ping compraba los favores de policías con jamón, vino, toros y fútbol