El PSOE pide al Congreso investigar vínculos de Cañete con empresas

Subraya que ya hay «evidencias» de que mintió al negar relaciones de estas compañías con la Administración: «Vamos a ver qué más hay»


El PSOE ha solicitado a la Comisión del Estatuto de los Diputados que examine las relaciones del ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, con un arco «variopinto» de empresas, que, para los socialistas, son «más propias de un lobbista que de un diputado» y ha recordado que el ahora candidato popular al Parlamento europeo tiene «antecedentes» a la hora de «mentir» en la declaración de sus vínculos con las compañías de las que forma parte.

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, que ha explicado que el PSOE ha sumado esta iniciativa a la petición ya registrada para que Cañete acuda a la Cámara Baja a explicar «por qué ocultó» en su declaración al Congreso sus relaciones con algunas empresas, cuando «al menos de una» se conoce que tenía «una relación muy clara» con el Gobierno.

El PSOE cree que Cañete «debe comparecer en el Congreso» para dar «explicaciones adecuadas» antes de dejar su cartera para ser candidato a las elecciones europeas, pero, por si no acepta esta comparecencia, «como parece marca de la casa de este Gobierno», ha señalado Rodríguez, ha decidido dar un paso más.

Así, los socialistas han optado por apelar al popular Aurelio Romero presidente de la Comisión del Estatuto de los Diputados, el órgano que recibe las declaraciones de bienes de sus señorías y autoriza las actividades extraparlamentarias de los miembros del Congreso. En concreto, el PSOE le reclama que investigue el cumplimiento del régimen de incompatibilidades por parte de Cañete, que no precisó en su declaración de actividades la relación con la Administración de tres empresas, en dos de las cuales es presidente del Consejo de Administración y en una tercera a cuyo Consejo de Administración pertenece.

Para el PSOE, Cañete debería aclarar esos vínculos, máxime cuando se ha conocido, por una información publicada por El País, que una de estas compañías, la mercantil petrolífera Ducar recibió una concesión administrativa de la Autoridad Portuaria de Ceuta, siendo Cañete diputado y presidente del Consejo de Administración de esta empera. Por ello, aunque el ministro esté asegurando en los medios que estas empresas no tenían relación con la Administración, dado que «de al menos una» se sabe que existe «relación muy clara, porque hay una concesión», quieren aclarar «qué más hay». «No se trata de convencer, ésa es la evidencia», ha recalcado.

«No es la primera vez»

Pero, además, los socialistas recuerdan al Congreso que «no es la primera vez que aparecen dudas sobre el cumplimiento del régimen de incompatiblidades» por parte de Cañete. En concreto, recuerda que el entonces ministro de Administraciones Públicas y hoy presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, tuvo que comparecer en febrero de 2001para «aclarar las posibles situaciones de incompatibilidad» de Cañete, entonces ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Según consta en el escrito remitido por el Grupo Socialista, al margen de las participaciones que había declarado, entonces Cañete también figuraba como apoderado de sociedades dedicadas a la gestión de explotaciones agrícolas y ganaderas, como consejero de empresas que explotaban varios bingos en Ceuta, además de otras dedicadas a la importación de automóviles, y a una sociedad de cartera que controlaba otras seis firmas relacionadas con el sector ganadero y la explotación de fincas.

En definitiva, empresas «muy variopintas» que desarrollaban una «actividad muy amplia» y que, según ha apuntado la portavoz del Grupo Socialista, se ajustan a un perfil «más propio de un lobbista que de un diputado». Además, Rodríguez ha recordado que, en las mismas fechas, se conoció que en 1998, siendo diputado del Parlamento europeo, Cañete también «había omitido declarar sus cargos de consejero de empresa que constaban en el Registro Mercantil».

Rajoy elude el tema

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha eludido dar explicaciones tal y como le ha solicitado el senador socialista Marcelino Iglesias en el Pleno del Senado. «No me voy a erigir en portavoz de nadie porque no tiene ningún sentido», ha declarado el presidente del Gobierno, quien también ha subrayado en su respuesta que la Comisión Europea reconoció «la brillantísima gestión de un ministro que logró superar el caos que había en el Ministerio de Agricultura, que era incapaz de conseguir los fondos necesarios».

Por su parte, Iglesias ha señalado que Rajoy «tiene la obligación de decir si es o no es partidario de que el ministro Cañete clarifique su patrimonio» y ha instado al presidente a explicar «con claridad cúal es la relación de las empresas de Arias Cañete con las concesiones que hace la Administración» en los ámbitos de dichas empresas. Además, el senador socialista ha recordado que el ministro Arias Cañete es el candidato del partido del Gobierno para las elecciones europeas. «Me gustaría saber su opinión», ha espetado Iglesias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El PSOE pide al Congreso investigar vínculos de Cañete con empresas