El extesorero eleva a 600.000 euros el dinero que habría pedido para Cospedal


Madrid / Colpisa

Luis Bárcenas no se olvidó de su bestia negra, María Dolores de Cospedal, en su declaración del jueves ante el juez Pablo Ruz. Es más, en las cinco horas de interrogatorio recordó nuevos detalles para atacar a la secretaria general del PP. Sobre todo, de la supuesta donación en negro que la constructora Sacyr habría hecho al PP de Castilla-La Mancha en el 2007 para financiar la campaña de la hoy número dos de los populares para gobernar aquella comunidad. Una presunta entrega que todos los actores señalados por el extesorero, empezando por la propia Cospedal, niegan.

Según varios abogados presentes durante la declaración, Bárcenas aseguró en la Audiencia Nacional que él intermedió en el cobro de 200.000 euros de la constructora, pero que en realidad el PP manchego pidió a Sacyr una «donación» irregular para la campaña de Cospedal muy superior y que rondó los 600.000 euros. Admitió no saber finalmente qué cantidad exacta del dinero reclamado entregó la empresa porque él solo intervino, casi por casualidad, en el cobro de los 200.000 euros ya conocidos, pero que en cualquier caso esa «donación», en todas las reuniones en las que participó, incluido un encuentro con De Cospedal, se presentó como «finalista». O sea un dinero a cambio de un favor, en este caso la adjudicación de una contrata de limpieza en el Ayuntamiento de Toledo a Sufi, filial de Sacyr. La contrata, por siete años, se firmó en enero del 2007, por un importe total de 43 millones de euros.

Por otra parte, en su declaración, Luis Bárcenas aseguró también que él mismo, con la supervisión de su predecesor en el cargo Álvaro Lapuerta, «destruyó» las facturas de 10.000 euros «por el pago de sastrería» con dinero B para el «candidato» (Mariano Rajoy) cuando comenzó la investigación del caso Gürtel. Eso sí, Rajoy nunca supo que se había pagado así.

En esa misma operación, de acuerdo con su declaración ante el juez, rompió los documentos sobre el pago en negro de la reforma en la sede de Génova 13, que según las últimas revelaciones del extesorero conocía Ángel Acebes. «Acebes dio autorización para la obra y creo que Lapuerta le comentó a Acebes que parte del pago se haría en B. Es que Lapuerta no se mandaba solo», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El extesorero eleva a 600.000 euros el dinero que habría pedido para Cospedal