Analizan los restos hallados en la escombrera en la que buscan a Marta del Castillo

La comisión judicial, con el juez y el secretario, se encuentran ya trabajando con la Policía Científica para analizar los restos óseos son humanos


El padre de Marta del Castillo ha asegurado que los agentes de la Policía Nacional que están buscando el cuerpo de su hija en una escombrera junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, han encontrado este lunes restos óseos.

Antonio del Castillo ha señalado que los agentes, que han finalizado las tareas cuando «se ha echado la noche y no han podido continuar con las mismas», han hallado restos óseos, «aparentemente humanos», en la porción de terreno de 1.500 metros cuadrados de una escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, en los que la Policía Nacional viene desarrollando las tareas de búsqueda de la joven sevillana desde hace unas semanas. La Policía ha confirmado el hallazgo ha custodiado los restos durante toda la noche a la espera de que la unidad científica determine si los huesos localizados anoche son humanos o de origen animal. La policía científica ha llegado a la escombrera a las 08.30 horas, e iniciaran las labores de análisis que puedan determinar si dichos restos corresponden a Marta del Castillo. La parcela está junto al río Guadalquivir y un puente que se utiliza como carril bus, carril bici y para viandantes, cerca de la zona en la que Miguel Carcaño, condenado por el asesinato de la joven, aseguró en su primera versión que arrojó el cuerpo al río en enero de 2009. La Policía ha establecido un control de acceso a ambas partes del puente, por donde solo deja pasar a ciclistas y viandantes, y ha alejado a los medios de comunicación a unos 300 metros de donde se encontraron los huesos. El titular del Juzgado de instrucción numero 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, que mantiene una pieza separada para localizar el cuerpo de Marta del Castillo, se ha desplazado esta mañana a la escombrera de Camas (Sevilla) en la que anoche fueron hallados restos óseos. El juez forma parte de la comisión judicial que analiza los huesos junto a la policía científica, la policía judicial y la directora del instituto Médico Forense de Sevilla. Hasta la escombrera ha llegado un camión de la Policía científica procedente de Madrid para determinar si los huesos localizados anoche son humanos o de animal.

Si se determinara que los huesos son humanos se procedería con la prueba del ADN para comprobar si corresponden a la joven sevillana. Un camión laboratorio de la Policía Científica está analizando si los restos óseos hallados anoche en una escombrera de Camas son de una persona o tienen origen animal. El laboratorio, procedente de Madrid, se ha situado junto a la zona en la que se localizaron los restos óseos, una parcela junto al río Guadalquivir. Seis agentes con monos blancos están analizando la zona junto a la comisión judicial, en la que participa el titular del juzgado de instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asis Molina. Junto al camión-laboratorio, la policía ha montado una carpa para desarrollar sus trabajos, que primero consistirán en determinar si los huesos son de un animal o de una persona y, en caso de que fueran humanos, se les haría la prueba del ADN para saber si son de Marta del Castillo. La policía no ha querido precisar el número de huesos hallados, la profundidad en la que estaban o si tenía ropas o mantas alrededor. Varias muestras de los restos óseos encontrados en la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, están siendo trasladados al Instituto Forense para su análisis. Según han confirmado fuentes policiales, se han recogido varias muestras de los restos óseos encontrados y, tras limpiarse, se ha procedido a su traslado al Instituto Forense. «Mientras tanto, se continuará trabajando aquí en la escombrera. El proceso sigue», detallan las mismas fuentes. El equipo de investigación desplazado a primeras horas de este martes hasta la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, no ha descubierto por ahora ropa, utensilios ni efecto personal alguno junto a los citados vestigios.

«Parece ser que son restos humanos»

El abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva, ha asegurado que los restos óseos encontrados en la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, donde se está buscando desde hace varias semanas el cuerpo de su nieta, «parece ser que son restos humanos», según indica que le habría trasladado la jefa del Grupo de Menores de la Policía Nacional (Grume), aunque advierte de que aún «no se pueden lanzar las campanas al aire». «Ojalá sea ella. Estamos preparados para todo y no podemos lanzar las campanas al aire hasta que no se certifique, pero si no son continuaremos buscando», ha asegurado

Búsqueda reanudada tras las lluvias

Este lunes se han retomado las tareas de búsquedas después de que hayan permanecido suspendidas desde el pasado día 28 de marzo por las lluvias registradas en la capital hispalense, que hacían imposible llevar a cabo las tareas de búsqueda.

Cabe recordar que, coincidiendo con esta búsqueda, en las que participa una máquina excavadora, Miguel Carcaño fue trasladado el pasado 13 de marzo desde la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) hasta la cárcel de Sevilla-I. De hecho, el asesino confeso habría sido excarcelado y trasladado en varias ocasiones hasta la escombrera.

Esta búsqueda se inició después de que la Policía recibiera los resultados del «test de la verdad» al que fue sometido el asesino confeso de la joven, aunque la Policía ya estaba realizando labores de investigación relacionadas con esta escombrera antes de recibir las conclusiones de dicho test, realizado por el neurólogo y neurofisiólogo clínico José Ramón Valdizán.

De hecho, la Policía lleva «tanteando» la zona donde ahora se busca desde el pasado mes de enero, aunque no fue hasta hace varias semanas cuando una excavadora comenzó a trabajar removiendo el terreno.

Fue el pasado 6 de marzo cuando Miguel Carcaño se sometió en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza al denominado «test de la verdad», con el que se pretende obtener información para localizar los restos de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.

Al día siguiente de realizarse la prueba, el padre de Marta, Antonio del Castillo, valoró «muy positivamente» la misma y aprovechó la ocasión para instar a Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso, a someterse voluntariamente a dicha prueba «para demostrar su inocencia». Del Castillo ya desveló que Carcaño tuvo un estímulo «muy fuerte» ante una imagen de «una escombrera», precisamente donde la Policía está realizando ahora la búsqueda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos

Analizan los restos hallados en la escombrera en la que buscan a Marta del Castillo