La catedral de Bilbao, abarrotada para el último adiós a Iñaki Azkuna

Los cuatro exlendakaris han llegado juntos al funeral del alcalde de la capital vizcaína


La catedral de Santiago de Bilbao se encuentra ya abarrotada de ciudadanos para asistir al funeral en memoria del alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, fallecido el pasado jueves después de una larga lucha contra el cáncer.

Una hora antes del comienzo del funeral, previsto al mediodía, la iglesia, en la que se han habilitado unos 4.000 asientos dentro y fuera del templo, ha quedado ya casi llena para rendir homenaje al alcalde fallecido. Desde primera hora, había gente esperando a la apertura de las puertas de la catedral para coger sitio.

En la iglesia se han colocado siete pantallas grandes para seguir la ceremonia.

El funeral va a ser oficiado por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y el deán de la catedral Luis Alberto Loyo. Asisten los Príncipes de Asturias, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el lendakari, Iñigo Urkullu, así como el resto de miembros del Gobierno Vasco.

También están los cuatro exlendakaris, que han llegado a la catedral juntos, Patxi López compartiendo paraguas con José Antonio Ardanza, y a su lado, Carlos Garaikoetxea y Juan José Ibarretxe.

Junto a ellos, en la catedral hay numerosos dirigentes de todos los partidos, de instituciones, del poder judicial, empresarios, entidades sociales y económicas, y miembros del mundo de la cultura, el arte y el deporte, así como representantes de las Fuerzas Armadas, la Ertzaintza, la Policía Nacional y la Ertzaintza.

Don Felipe y doña Letizia se han desplazado a la catedral desde el Teatro Arriaga, donde han sido recibidos por Urkullu y su esposa, Lucía Arieta-Araunabeña.

El teatro ha sido punto de partida para las autoridades, que han ido llegando en medio de una fina lluvia a la catedral a partir de las 11.00 horas.

Los Príncipes y las principales autoridades han sido recibidos por el nuevo alcalde de la ciudad, Ibon Areso, el director del gabinete de Alcaldía, Andoni Aldekoa, y el teniente de alcalde José Luis Sabas.

En el interior de la iglesia se encuentra el hijo de Azkuna, Alex, junto con el resto de familiares del alcalde fallecido.

Además de en la catedral, el Ayuntamiento ha instalado dos pantallas gigantes en la Plaza Nueva, también en el Casco Viejo, donde se espera la presencia de unas 8.000 personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La catedral de Bilbao, abarrotada para el último adiós a Iñaki Azkuna