Defensa niega que Morenés estuviese en la F-105 cuando se disparó el obús

Otras fuentes sostienen que el ministro de Defensa seguía a bordo

El ministro de Defensa estuvo el sabado a bordo de la F-105.
El ministro de Defensa estuvo el sabado a bordo de la F-105.

Ferrol / La Voz

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, estuvo a bordo de la fragata Cristóbal Colón (F-105) el sábado pasado en Yibuti, para visitar a los militares desplegados en la operación de lucha contra la piratería. Y distintas fuentes sostienen que todavía lo estaba cuando se produjo el disparo accidental de un obús inerte, que acabó cayendo en el mar, tras pasar por encima de parte de la ciudad. La presencia del ministro en ese momento fue desmentida ayer por la oficina de comunicación de la Armada Española, que aseguró que en ese momento ya no estaba en el buque. «El ministro no estaba a bordo», señala.

Sin embargo, la información a la que ha tenido acceso La Voz, relatada por varias personas distintas que coinciden en su versión, apunta a que Morenés sí estaba dentro del buque, y que lo abandonó al poco tiempo de producirse el incidente, que se saldó sin daños.

El ministro acudió ese día para conocer el buque que lidera la SNMG-2, una de las agrupaciones navales permanentes de la OTAN, y que además, también manda la misión antipiratería Ocean Shield en aguas del mar Índico. A bordo fue informado de los detalles de la primera misión en el exterior de la F-105, la unidad más moderna y avanzada de su serie, según Defensa, y conoció distintas dependencias del buque, como el centro de información de combate, el puente de mando o la enfermería.

Por causas que se desconocen, y por las que el ministerio abrió una investigación, se produjo el disparo «fortuito» de un obús sin carga explosiva, que, según las mismas fuentes habría pasado por encima de parte de la ciudad de Yibuti. También en este aspecto choca con la versión oficial, que asegura que «el proyectil no sobrevoló la ciudad», ya que «su trayectoria era en dirección al mar».

Por el momento, no han trascendido consecuencias tras lo sucedido ni se han adoptado nuevas medidas o restricciones, como sí sucedió con el accidente ocurrido en Ferrol. El pasado 26 de febrero la fragata Almirante Juan de Borbón (F-102) realizó un disparo fortuito durante un ejercicio rutinario, que causó seis heridos. Desde entonces se prohibieron las pruebas con señuelos de misiles similares. Pero en este caso, la Armada se limita a señalar que «se tomarán las medidas que correspondan de acuerdo con los resultados de la investigación en curso».

Explicaciones

El disparo del proyectil sin carga explosiva desde el cañón frontal sí habría suscitado la exigencia de explicaciones. Defensa asegura que el embajador español se encargó de dar las explicaciones «pertinentes» a las autoridades locales.

La fragata navega actualmente por aguas del Índico rumbo a Catar. En su capital, Doha, hará una escala técnica que aprovechará para apoyar la misión comercial de Navantia en ese país durante la exposición internacional de defensa marítima (DIMDEX) que se celebrará la próxima semana, entre los días 25 y 27 de este mes. A bordo de la fragata viajan unas 240 personas, entre la dotación y el personal para esta misión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Defensa niega que Morenés estuviese en la F-105 cuando se disparó el obús