Infierno de siete meses en la selva boliviana

La policía investiga si los padres de la menor marroquí secuestrada en Barcelona colaboraron con el captor


redacción / la voz

Una vez más la realidad supera la ficción. La niña marroquí de diez años secuestrada hace siete meses en Barcelona y llevada a Bolivia, donde permaneció en la selva durante ese tiempo pasando todo tipo de penurias, fue liberada por la Guardia Civil y en unos días viajará a Hospitalet para reunirse con sus padres si finalmente nada demuestra su connivencia con Grover Morales, de 35 años. Este individuo, vecino de rellano de la familia, es quien se llevó a la menor a su país después de convencer a los progenitores de que iba de vacaciones unos días, que era buena persona y practicaba el credo musulmán como ellos.

Según la investigación, su intención era bien diferente. Se quería casar con la niña, canceló sus cuentas bancarias en España, vendió sus útiles de trabajo como albañil y los billetes que adquirió eran solo de ida. Su confesión religiosa, Asociación evangélica de la misión israelita del nuevo pacto universal, nada tiene que ver con el Corán.

Además, ahora se sabe que dos de sus hermanas lo denunciaron por violación hace más de una década, cuando tenían 10 y 13 años, y estuvo en la cárcel. «Es un hombre muy cruel», «llorábamos mucho, le teníamos tanto miedo...», dijo una al diario Opinión de Cochabamba, en cuya cárcel está ya internado. Llegó a España con documentación falsa, de ahí que no constasen los antecedentes.

Los otros protagonistas de este drama son los padres de la niña. La dejaron viajar con él porque nunca había ido de vacaciones. Salió de España con pasaporte marroquí y un poder notarial. Ahora se sienten «engañados». Los agentes no descartan su relación con el secuestro y que Grover Morales les ofreciera algo a cambio. Esperan el regreso de la pequeña para que cuente su versión.

Se sabe ya que la chiquilla sufrió un auténtico infierno, fue obligada a trabajar en la selva en explotaciones de coca y a caminar kilómetros y kilómetros.

Su rescate en la selva, también de película. Hubo que negociar con los indígenas de Chapare, donde no rige la ley boliviana ni el Derecho internacional.

secuestro de una menor marroquí en barcelona el rescate

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Infierno de siete meses en la selva boliviana