El PP trata de cerrar la brecha abierta en los populares vascos

La propia Arancha Quiroga pidió perdón por lo ocurrido mientras otros líderes del partido hicieron un claro llamamiento a la unión


Redacción

La crisis abierta en el PP vasco por la decisión de su líder, Arancha Quiroga, con el apoyo de María Dolores de Cospedal, de prescindir de Iñaki Oyarzábal como secretario general del partido en el País Vasco ha dejado una brecha que hoy, en el cierre del congreso, todos han tratado de cerrar.

La propia presidenta ha pedido perdón a quienes se han sentido «ofendidos en este complicado tránsito» hasta el Congreso de los populares vascos que se celebra en San Sebastián y por «dañar la imagen de unas siglas», a las que han «dado sentido» los congregados en el Kursaal y los que les precedieron, pero, sobre todo, sus «compañeros asesinados por ETA».

«Quiero empezar mi intervención pidiendo perdón a todos y cada uno de vosotros, a todos los que os hayáis sentido ofendidos en este complicado tránsito hasta el congreso de hoy. Y perdón, por encima de todo, por dañar la imagen de unas siglas como éstas, las del PP vasco, a las cuales hemos dado sentido los aquí presentes, los que nos precedieron y, sobre todo, nuestros compañeros asesinados por ETA», ha añadido.

La máxima representante de los populares vascos ha querido pedir perdón públicamente, como principal responsable del PP vasco, «organización que está muy por encima de cada uno de nosotros».

Ya previamente otros líderes del partido habían hecho un intento de rebajar la tensión. La primera fue la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que agradeció a Oyarzábal los servicios prestados al partido. Este no dudó en responder en el mismo tono asegurando que no se marcha, sino que se queda en el partido de Arancha Quiroga.

También quiso contribuir a calmar la situación Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso y cuya defensa de Oyarzábal lo ha enfrentado a Quiroga. «No somos tantos, vale la pena que estemos juntos, vale la pena que te ayudemos», ha dicho dirigiéndose a Quiroga. «Te vamos a ayudar, como lo hicimos con Antonio Basagoiti y también con Carlos Iturgaiz», ha añadido Alonso, aludiendo a los dos expresidentes del partido presentes en el Congreso, al que no ha acudido María San Gil.

También el expresidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, ha pedido hoy a todos los militantes del PP que «remen» unidos en la misma dirección en la «trainera» que dirige la presidenta del partido, Arantza Quiroga. «Una de las mayores virtudes que tiene un partido político es la unidad y si ha sido importante hasta el momento lo es mucho más que lo estemos en los próximos tiempos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El PP trata de cerrar la brecha abierta en los populares vascos