Jean-Claude Juncker será el candidato del PPE a la presidencia de la Comisión Europea

El ex primer ministro de Luxemburgo ha contado con el apoyo del PP español y con la CDU de Angela Merkel, dos de las delegaciones más numerosas


El ex primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker fue elegido hoy candidato del Partido Popular Europeo (PPE) para presidir la Comisión Europea, imponiéndose al otro postulante, el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier.

El expresidente del Eurogrupo ha contado con el apoyo tanto del PP español como de la CDU alemana de Angela Merkel, dos de las delegaciones más numerosas dentro del PPE. El resultado final fue de 627 votos emitidos, de los que 245 fueron para Barnier y 382 para Juncker. El expresidente del Eurogrupo ha agradecido la confianza dada por la mayoría de delegados del PPE y ha señalado que contará con Barnier para hacer campaña. Juncker ha señalado que aunque los socialistas hayan ganado terreno en las encuestas «gracias a que el candidato socialista europeo Martin Schulz lleva seis meses haciendo campaña», el PPE «le atrapará rápidamente». En su discurso pidiendo el voto favorable de los delegados del PPE, reunidos en congreso en la capital irlandesa, Juncker sacó pecho de su experiencia comunitaria, especialmente de sus esfuerzos para «evitar la catástrofe» al frente del club del euro durante la peor crisis vivida por la eurozona.

El ex primer ministro luxemburgués señaló que en su campaña para la presidencia de la CE piensa propagar el mensaje de que «Europa no es algo que ya no funciona, sino que los europeos son capaces de grandes cosas». Asimismo se comprometió a ser el presidente de la CE si el PPE gana las elecciones, disipando así las dudas de aquellos que aseguran que el luxemburgués persigue en realidad suceder tras las los comicios europeos al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El primer capitán del euro

Juncker, es un veterano político comunitario en Bruselas, donde ejerció durante ocho años de primer presidente del Eurogrupo, así como en Luxemburgo, país del que ha sido primer ministro durante las últimas dos décadas. Hombre de consensos, como demostró al frente del club del euro en la peor parte del varapalo financiero de la eurozona, ha conseguido recabar desde el principio el apoyo para su candidatura de la CDU alemana y la Nueva Democracia griega, es decir, de las dos Europas del sur y el norte de resultas de la crisis económica.

Juncker, de 59 años, se enfrentará al candidato de del Partido Socialista Europeo (PES), el alemán Martin Schulz, que teniendo en cuenta lo igualado de las encuestas parte con similares posibilidades de hacerse con el timón del Ejecutivo comunitario tras el pronunciamiento en las urnas el 25 de mayo de 500 millones de europeos.

Elegido primer ministro de Luxemburgo por primera vez en 1995, obtuvo su primer cargo en el Ejecutivo de su país con 27 años. Juncker se estrenó en el escenario europeo en 2005 mediando entre el ex canciller Helmut Kohl y el entonces presidente de Francia, Jacques Chirac, para conseguir el Pacto de Estabilidad del euro, y se marcha en 2013 después de que se hayan sentado las bases del supervisor bancario único.

Su personalidad extrovertida e irónica ha dejado un sinfín de anécdotas, como cuando en 2004 anunció erróneamente la muerte del líder palestino Yaser Arafat o cuando en marzo de 2012 las cámaras de todo el mundo captaron su broma de echarle las manos al cuello al ministro de Economía español, Luis De Guindos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Jean-Claude Juncker será el candidato del PPE a la presidencia de la Comisión Europea