La Policía concluye que Pablo Crespo era el verdadero jefe de la Gürtel

Ramón Gorriarán MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Pablo Crespo, acompañado de su abogado, acude a declarar en Valencia en mayo del 2013.
Pablo Crespo, acompañado de su abogado, acude a declarar en Valencia en mayo del 2013. H. Kalis reuters

Asegura que el gallego dirigía las empresas y Correa solo daba la cara

05 mar 2014 . Actualizado a las 10:23 h.

Francisco Correa tuvo el mérito de acercarse y relacionarse con el PP en los años noventa, pero el que llevaba las riendas financieras y políticas de la trama Gürtel era Pablo Crespo, considerado hasta ahora el número dos de la organización corrupta y mano derecha de Correa. Así lo considera la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía en un su informe final sobre el caso Gürtel entregado al juez Pablo Ruz.

La conclusión de los investigadores es inequívoca: «Pablo Crespo es el máximo dirigente visible de las distintas sociedades que componen la organización de Francisco Correa, la persona que da las órdenes.., quedando el anterior en un solapado segundo plano».

El ex secretario de Organización del PP de Galicia era el cerebro, el que imprimió un sesgo empresarial a la gestión de la trama y su intrincada red de empresas. Correa, según se deduce de la investigación, era el hombre visible, el de las relaciones públicas, el amigo de los dirigentes del PP, pero el que llevaba las relaciones políticas, institucionales y controlaba las sociedades hasta en su más mínimo detalle era Crespo. Aunque para el juez Ruz, y así figura en sus autos, el líder de la trama corrupta es Correa.