Las oenegés piden flexibilidad y se oponen a la devolución en caliente

m. costoya REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Proponen medidas alternativas para combatir la inmigración ilegal, un problema para el que no existen soluciones inmediatas

20 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

«No hay que cerrar los ojos con algo que sabemos que puede volver a pasar» reflexiona Mikel Araguás, de Andalucía Acoge, consciente de que la muerte de 15 inmigrantes ilegales que intentaban llegar a nado a la costa de Ceuta ha reactivado el debate sobre la idoneidad de las políticas inmigratorias que se aplican en España. Representantes de varias oenegés dedicadas a la integración reflexionan sobre lo ocurrido y proponen medidas para un problema con demasiadas aristas en el que no existen soluciones inmediatas.

Medidas a corto plazo

Respeto a la legalidad vigente.

«No es la mejor fórmula» señala Mikel Araguás, de Andalucía Acoge, cuando se le pregunta por la intención de Interior de dar legalidad a las devoluciones en caliente. Araguás resume el sentir de muchas de las oenegés que creen que en la tragedia de Ceuta no se respetó la legalidad vigente, al lanzar pelotas de goma al agua y devolver al instante a Marruecos a 23 inmigrantes que llegaron a pisar la playa de El Tarajal, el pasado 6 de febrero. «Si no hay unas reglas claras del juego difícilmente podemos construir unas pautas de actuación respetuosas con los derechos de las personas», señala Carlos Arce, de la oenegé Asociación Proderechos Humanos de Andalucía.

Un protocolo de actuación para la Guardia Civil. La intervención de la Guardia Civil en la frontera de El Tarajal al utilizar material antidisturbios en el agua para «delimitar la traza», en palabras del ministro del Interior, ha llevado a que se cuestionase esta medida. Ello ha llevado a sindicatos de la Guardia Civil y de la Policía a reclamar más medios y un protocolo de actuación claro para saber cómo actuar en situaciones semejantes.