Baltasar Garzón: «Recortar la justicia universal es una atrocidad en democracia»

julio á. fariñas REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Baltasar Garzón, durante su visita a Santiago.
Baltasar Garzón, durante su visita a Santiago. Álvaro ballesteros

Asegura que volverá a la judicatura aunque sea para decir que no sigue

12 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El lunes llegó a Galicia para presentar en Santiago la Fundación Internacional Baltasar Garzón Pro Derechos Humanos y Jurisdicción Internacional (Fibag). El día anterior se habían cumplido dos años de su condena de once años de inhabilitación por las escuchas del caso Gürtel. Ayer empezaba en el Congreso el debate sobre el nuevo recorte de la ley que hizo posible que hace 16 años fuese detenido Pinochet en Londres por orden suya.

-¿Qué opinión le merece esa reforma que recorta aún más el principio de justicia universal?

-Es una de las mayores atrocidades en democracia contra los derechos de las víctimas, entendida la víctima como víctima universal. Además, un error estratégico de este Gobierno que, por la posición de un país como pueda ser China, cede en esos derechos conquistados por las víctimas y consolidados por la Justicia al máximo nivel. Es un retroceso gravísimo y tenemos que hacer todo lo posible para que no salga como está previsto e incluso desaparezca.

-¿Cómo ve el estado del proceso del caso Gürtel cinco años después de haberlo iniciado?

-Estamos viendo que avanza lento. Ese es el gran problema de todos los casos de delitos económicos y de corrupción, pero no porque la Justicia no quiera ser más rápida sino por la escasez de medios. Hubo un tiempo en que se ralentizó en el Tribunal Supremo y creo que es tiempo ya de dar respuestas y resultados porque el ciudadano pierde el punto de referencia y la Justicia tardía deja de ser justicia.

-¿Existe el riesgo de que la Gürtel acabe en nada o casi nada?

-Esperemos que no, porque sería un gravísimo fracaso de todo el sistema judicial y de todo el sistema democrático. No puede haber un segundo caso Naseiro aunque se empeñen en ello y lo hayan intentado. Me parece muy bien que se defiendan, pero creo que hay elementos suficientes que no tienen nada que ver con lo que ellos pretenden y, desde luego, debe seguirse hasta el final y que haya un juicio justo con todas las garantías y con la sentencia que corresponda.

-Dos años desde de su condena y cuatro de su salida de la Audiencia Nacional, ¿ha pasado página?

-He pasado página en cuanto a los hechos, pero no puedes olvidar que te arranquen de una profesión por la que has luchado y por la que has vivido, máxime cuando lo hicieron de esa forma tan brutal y tan injusta. ¡Era tan evidente que ahí no había delito que todo fue un despropósito!

-El expediente de su indulto estuvo un año extraviado y ahora la Fiscalía acaba de hacer público su informe negativo al mismo. Dice que no ha hecho nada por merecerlo.

-Habría que preguntarle al teniente fiscal señor Narváez como justifica que el ministerio fiscal defienda y mantenga que no existió delito -todas mis decisiones fueron avaladas por el ministerio fiscal- y ahora de golpe descubren la piedra filosofal y dice que está muy bien la sentencia. Dice que hasta la sentencia tenían dudas, pero después ya no. Creo que eso no es de recibo. Se puede decir que mis méritos no hacen valor al indulto. Me parece en todo caso bastante mezquino.