Gürtel movió 25 millones en negro fruto de sus contactos con el PP

Vivió 14 años de contratos con gobiernos populares, según la policía


Madrid / Colpisa

La red Gürtel no podría haber existido sin el Partido Popular. La formación política fue su exclusiva fuente de financiación durante catorce años. Esa es la conclusión de los cinco informes definitivos que la Unidad Contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha remitido al juez Pablo Ruz con la idea de ir cerrando ya la instrucción de este caso que estalló hace ahora cinco años. La Policía, a lo largo de centenares de páginas, detalla los años de esplendor de la red de Francisco Correa entre 1996 y el 2009 a la sombra del PP, y como esa trama corrupta llegó a mover, solo en dinero negro, 25.570.757 de euros fruto de sus relaciones privilegiadas con una veintena de altos cargos del partido comprados a base de comisiones y un reguero de regalos, muchos de ellos desconocidos hasta ahora.

La UDEF tiene claro que las «principales fuentes de ingreso» de Correa y los suyos siempre provinieron del PP. Primero, gracias al «elevado número de contratos adjudicados por las Administraciones Públicas» sobre todo para la realización de actos y por los propios eventos que Gürtel, a través de empresas como Special Events, realizaba para la formación popular. Luego, y siempre con la ayuda de altos cargos del partido, a través de «comisiones por la intermediación en operaciones de naturaleza urbanística de contratación de servicios públicos e infraestructuras».

Y, al final, de las «actividades realizadas en la Comunidad Valenciana concretadas en la adjudicación de contratos públicos y en la prestación de servicios al Partido Popular de dicha Comunidad Autónoma».

Hasta 6 millones en B

Gürtel, sostiene la Policía, vivió sus años dorados tanto con José María Aznar como con Mariano Rajoy al frente del partido. En el 2002, siempre según los apuntes de la caja B que tenía en su poder el contable de la trama, Correa llegó a facturar en dinero negro 3,9 millones de euros.

Tras unos años de menos movimientos, en el 2006 y el 2007 la red corrupta volvió a las vacas gordas moviendo en B cuatro y seis millones de euros opacos a Hacienda. El dinero casi siempre correspondía a adjudicaciones públicas, muchas de Madrid y Valencia, pero también otros puntos del país. Concursos en los que no se garantizaban nunca «los principios que rigen la contratación administrativa». Nada de publicidad ni de libre concurrencia. Contratos a dedo, relata la UDEF, en los que intervenían lo que la Policía, de manera eufemística, denomina «personas políticamente expuestas (PEP?s)» o personas del medio político. La aparición de miembros del PP es una «constante» en los apuntes de la caja B. Asientos que desvelan, según explican los investigadores, que fueron una treintena los dirigentes políticos que recibieron comisiones -«pagadas por entidades adjudicatarias de contratos públicos donde ha intervenido la organización en calidad de intermediario para dirigir los concursos»- y regalos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Gürtel movió 25 millones en negro fruto de sus contactos con el PP