Satisfacción en las agrupaciones de médicos y en defensa de la sanidad pública por la dimisión de Lasquetty

Tomás Gómez asegura que «ha merecido la pena dar la batalla» por la sanidad madrileña


La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) ha expresado su satisfacción por la dimisión del hasta ahora consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, una vez que se ha retirado «definitivamente» los planes de privatización de seis hospitales madrileños, y ha reclamado al nuevo titular de esta cartera, Javier Rodríguez, que «retome» el diálogo con los profesionales.

El secretario general de AMYTS, Juián Ezquerra, ha celebrado una decisión que ha tomado el presidente de la Comunidad, Ignacio González, «forzado» por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de mantener la suspensión del proceso. Ezquerra ha afirmado que la dimisión de Lasquetty era «necesaria» y resulta «coherente» debido a su «incompetencia» al frente de Sanidad que se manifiesta en un «problema», la externalización, que él generó y «no supo resolver».

Por otro lado, ha señalado que no está «a favor ni en contra» de la designación de Rodríguez, médico y diputado del PP, como nuevo consejero para indicar que, a su juicio, debe «demostrar» que está capacitado para «retomar» el diálogo con los profesionales. En este sentido, espera que pueda tender «puentes» con los sectores profesionales y les tenga en cuenta en caso de tener que articular cambios en el sistema sanitaria, pues éstos deben darse «desde dentro», es decir, con acuerdos con el sector.

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha proclamado que a pesar de que el Gobierno madrileño «intentó con todas sus fuerzas, poniendo todos sus recursos encima de la mesa para desmantelar y privatizar la Sanidad Pública, la sociedad madrileña les ha ganado». En una rueda de prensa convocada de urgencia, Gómez, visiblemente sonriente, ha calificado la decisión tomada por la Comunidad como una «gran noticia». «Quiero expresar en nombre de los socialistas de Madrid y de toda España nuestra felicidad, gratitud y satisfacción. Estamos contentos, muy satisfechos y muy orgullosos de los madrileños, de nuestros médicos y profesionales de la Sanidad, de los miles de personas que han salido movilización tras movilización de las mareas blancas, muy orgullosos de pertenecer a esta comunidad autónoma de Madrid», ha dicho.

Por su parte, la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha considerado que la dimisión de Lasquetty era «necesaria» por su «empeño» y «obstinación» en tratar de externalizar los seis hospitales. La portavoz de AFEM, Fátima Brañas, ha afirmado que la «dimisión y retirada» de los planes de externalización es una «victoria» frente a una forma de hacer política que no ha tenido en cuenta la opinión de los profesionales.

Brañas ha aseverado que el ya exconsejero de Sanidad representaba un «modelo de trabajar» y basado en «hacer política» con la sanidad. En este sentido, ha apuntado que el resultado de este año «absurdo» es la retirada de esta medida y su dimisión pues, a su juicio, «rechazó» la negociación y el diálogo con los sectores profesionales para buscar alternativas a la externalización. Por ello, la portavoz de AFEM ha comentado «que quién venga a continuación» como consejero debe tener, a su juicio, una actitud de «gestor» y no de político.

Mientras, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha calificado de «gran noticia» la dimisión de Lasquetty, así como el anuncio de paralizar el proceso de privatización de seis hospitales. «Es una victoria de los cientos de miles de profesionales y ciudadanos que en la Comunidad de Madrid han mantenido sus movilizaciones desde hace 15 meses, demostrando que cuando se producen movilizaciones masivas, unitarias y sostenidas en el tiempo se pueden conseguir los objetivos. Se ha hecho realidad el eslogan de las movilizaciones: sí se puede», ha comentado la organización.

Dicho esto, ha avisado de que el triunfo de la «razón y la justicia» tiene que ser un «acicate» para seguir manteniendo las movilizaciones porque, según ha recordado, aunque se ha paralizado la privatización continúan «en pie» otras «agresiones» contra el sistema sanitario público como, por ejemplo, recortes, privatizaciones como las de la extracción de sangre o derivaciones sin motivo a los centros privados. «Esta victoria tiene que ser un ejemplo para el resto del país y reforzar las numerosas movilizaciones en otras comunidades autónomas donde también se producen muy serias agresiones a la Sanidad Pública y una llamada de atención hacia quienes desde el Ministerio de Sanidad propician las políticas de deterioro y privatización de nuestro sistema sanitario», ha recalcado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Satisfacción en las agrupaciones de médicos y en defensa de la sanidad pública por la dimisión de Lasquetty