El nuevo presidente de los jueces promete transparencia, pero no admite preguntas

Ángel Juanes, elegido vicepresidente del Tribunal Supremo por unanimidad


Redacción / La Voz

Carlos Lesmes, el nuevo presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial, formalizó ayer los nombramientos de los puestos claves en el órgano de gobierno de los jueces y se comprometió a su «refundación» que, según sus palabras, estará marcada por la la transparencia, la garantía de independencia de los magistrados y también la exigencia a estos de responsabilidad. Se comprometió a dinamizar la comunicación del Poder Judicial pero en su comparecencia no admitió preguntas de los periodistas.

El nuevo presidente también prometió ser transparente en los nombramientos de los magistrados que presidirán tribunales superiores o audiencias o integrarán el Supremo, para lo cual expondrá al público los procesos de selección y concurso. Aseguró que esos concursos se decidirán «desde el espíritu de servicio a todos los jueces, al margen de su territorio o su pertenencia a una u otra asociación profesional». «Queremos -dijo- que el criterio de elegir a los mejores no sea una fórmula retórica, sino que se pueda ver que los servidores públicos en los puestos de mayor relevancia han sido elegidos por razón de sus méritos profesionales».

El primer nombramiento, tal y como anunció nada más tomar posesión de su cargo, fue el de Ángel Juanes -su amigo personal y compañero de partidos de pádel- como vicepresidente del Supremo, con categoría de magistrado del alto tribunal. Su misión será velar por el cumplimiento de los acuerdos de la Sala de Gobierno de la que formará parte y dirigir su gabinete técnico. El pleno del Consejo refrendó por unanimidad la propuesta de presidente.

«La persona ideal»

Carlos Lesmes en su comparecencia justificó este nombramiento por considerar que es «la persona ideal por su calidad humana y profesional y su espíritu de servicio». Pero este nombramiento no ha tenido la misma acogida en el alto tribunal. Allí, si alguien lo recurre, podría ser anulado, según apuntaron fuentes judiciales solventes. La próxima oportunidad de poner en práctica este compromiso será el nombramiento del nuevo presidente de la Audiencia Nacional, puesto para el que el favorito es Eduardo Ortega, actual presidente de la sala de lo Contencioso de ese mismo tribunal.

Por último, tras recordar que la sociedad española demanda una contención del gasto público, «para hacer olvidar cualquier sospecha», Lesmes subrayó que actuarán con una «extraordinaria austeridad». Prometió que los gastos serán conocidos en su cuantía y plenamente justificados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El nuevo presidente de los jueces promete transparencia, pero no admite preguntas