Manuel Castells: «Los políticos suprimirían Internet si pudieran, pero ya es muy tarde»

nil ventós corominas BARCELONA / SERVICIO ESPECIAL

ESPAÑA

El sociólogo dice que las instituciones no representan los intereses de los ciudadanos

15 dic 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Manuel Castells lleva analizando desde 1990 las múltiples conexiones y relaciones entre la revolución digital y las transformaciones sociales, económicas y políticas. Autoridad mundial en esta materia, denuncia el profundo distanciamiento que existe en la actualidad entre los políticos y los ciudadanos a los que representan. Sociólogo de referencia, acaba de recibir en Berna el premio Balzan, uno de los más importantes del mundo en el campo científico.

-¿En qué momento social nos encontramos?

-Estamos en una transición histórica. Los grandes cambios de sistemas institucionales, sobre todo cuando no son violentos, tienen un proceso lento. Y no siempre vamos hacia proyectos más progresistas, a veces más democracia representa valores reaccionarios que están en la sociedad, como en Escandinavia. Lo que ocurre es que la irrupción de nuevos movimientos sociales que no están en el sistema supone un camino lento de transformación institucional. Pero, a largo plazo, no puede existir una sociedad democrática en que las instituciones no representen mayoritariamente los intereses y valores de los ciudadanos.

-Sin embargo, hay un descrédito general de estas instituciones.

-Dos terceras partes de los ciudadanos del mundo no creen que sus políticos les representen. Y en España todavía más, un 75 %. Lo que ocurre es que, aunque las instituciones de poder están más concentradas, el contrapoder es más difuso y mucho más difícil de controlar gracias a las redes de autonomía (Internet y comunicación móvil) que ellos mismos construyen.