Dos fragatas ferrolanas liderarán la labor antipiratería de la OTAN

La F-101 llegará en diciembre al Índico y será relevada en marzo por la F-105

<span lang= es-es >LA PRIMERA DE LA SERIE...</span>. La «Álvaro de Bazán» (F-101) es la primera de las cinco de las que se compone la serie, unas fragatas a día de hoy punteras en Europa.
LA PRIMERA DE LA SERIE.... La «Álvaro de Bazán» (F-101) es la primera de las cinco de las que se compone la serie, unas fragatas a día de hoy punteras en Europa.

Ferrol / La Voz

Dos fragatas de la serie F-100, con base en Ferrol y alrededor de un 45 % de su dotación procedente de la zona, serán las encargadas de coordinar la actuación de la OTAN contra la piratería en aguas del Índico durante los próximos seis meses.

A comienzos de diciembre la Álvaro de Bazán (F-101) se incorporará al dispositivo de la Alianza Atlántica denominado Ocean Shield. Es paralelo a la misión Atalanta de la UE, aunque se coordinan y el objetivo es el mismo: evitar el apresamiento de buques en la zona.

La unidad está al frente de la flota permanente de la Alianza Atlántica SNMG-2, una fuerza naval de respuesta rápida cuya composición es rotatoria y depende del escenario en el que se opere en cada momento. En la actualidad, además de la fragata ferrolana, está integrada también por la alemana Sachsen y la turca Salihreis.

Ensayos

Precisamente, y de cara a esa incorporación al Índico, los tres barcos, apoyados por el buque francés Var, ensayaron el lunes un abordaje «no cooperativo». En otras palabras, la entrada en un barco por la fuerza, sin que se haya recibido consentimiento. Algo que hay que preparar a la perfección para la lucha contra la piratería.

En la maniobra, tal y como se detalla desde el Ministerio de Defensa, «durante la aproximación de las embarcaciones al mercante -rol que jugaba el Var- un helicóptero de la fuerza así como tiradores de precisión desde las unidades navales protegían la llegada de los equipos de abordaje; en menos de 45 minutos el mercante sospechoso estaba bajo control».

El Estado Mayor, a bordo

La F-101 lleva a bordo a 180 hombres y mujeres pertenecientes a su dotación, similar a la que portará la F-105 en su relevo. También navega en su interior el Estado Mayor Internacional que manda la SNMG-2, una unidad aérea embarcada para apoyar las operaciones del helicóptero SH-60B, un equipo de seguridad compuesto por personal de Infantería de Marina y un refuerzo de dotación sanitaria.

La embarcación actuará contra la piratería en el Índico hasta marzo del 2014, cuando será relevada en la tarea por la F-105, que la asumirá durante otros cuatro meses. Está programado que el relevo se produzca en Yibuti.

Ocean Shield

Según señala la Armada española, la operación Ocean Shield «constituye la aportación de la OTAN a los esfuerzos de la comunidad internacional en la lucha contra las actividades de piratería en el Cuerno de África». Aprovechando esa navegación, además, hará visitas a puertos como Dubái, Salalah, islas Maldivas o Mauricio. Hasta ahora, la F-101 engrosaba la operación antiterrorista Active Endevour en el Mediterráneo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Dos fragatas ferrolanas liderarán la labor antipiratería de la OTAN