Rajoy promete una España «infinitamente mejor» cuando lleguen las elecciones

El presidente del Gobierno dice que al final de la legislatura se creará empleo y pide al PSOE un mismo discurso en todos los territorios


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado que cuando lleguen las próximas elecciones generales podrá decir que «las cosas están infinitamente mejor» y ha prometido que al final de la legislatura habrá crecimiento sostenible y se creará empleo.

Rajoy ha clausurado en Córdoba la vigésima interparlamentaria del PP con un discurso que ha querido empezar con un mensaje a las víctimas del terrorismo, un día después de que la Audiencia Nacional acordara la excarcelación de nueve etarras sin esperar al criterio del Supremo sobre la aplicación de la doctrina Parot tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo.

Tras señalar que son momentos «duros y difíciles para todos, especialmente para las víctimas», con las que ha dicho estar «más que nunca», les ha trasladado el cariño y la solidaridad del PP, así como su convicción de que «esta batalla la va a ganar la justicia y las personas de bien».

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo ha pedido al PSOE que tenga, como el PP, un mismo discurso en todos los territorios, y ha advertido a los soberanistas catalanes de que no tiene «nada que reformar ni que dialogar» sobre la Constitución en lo que atañe a la soberanía nacional.

Ante más de 400 parlamentarios nacionales, autonómicos y europeos de su partido, Mariano Rajoy ha hecho un discurso muy centrado en la economía, en el que ha puesto el valor el camino ya andado, ha asegurado que España «ha salido de la unidad de vigilancia intensiva» y ha considerado que su Gobierno ha logrado preservar los servicios públicos esenciales.

Ha pedido Rajoy a los populares que lleven a la ciudadanía el mensaje de que los esfuerzos hechos estos casi dos años «no han sido en vano» y aunque ha declarado no estar «para nada satisfecho» con los datos de paro, sí ha destacado que por primera vez en más de seis años hubo menos paro que en el mismo mes del año anterior -según los datos de octubre.

Ha insistido en conclusión, en que las cosas van por el «buen camino» pero aún no se ha llegado a la meta, aunque está convencido de que al final de la legislatura habrá crecimiento sostenible y se crearán puestos de trabajo.

Y cuando se vuelva a convocar a los ciudadanos a las urnas «podremos decir que las cosas están infinitamente mejor que como las cogimos en 2011», ha sentenciado.

Una vez más, el presidente del Gobierno ha aludido al debate soberanista catalán, y ha advertido con contundencia de que no está dispuesto a reformar la Constitución en lo que atañe a la soberanía nacional que reside en todos los españoles, ni tiene intención, por tanto, de dialogar sobre el tema.

Los artículos 1 y 2 de la Carta Magna -que se refieren a dicha soberanía- son «irreformables» según Rajoy, que ha afirmado que su Gobierno no quiere «poner aduanas a los sentimientos» que unen a los españoles «desde hace siglos», ni tampoco «levantar fronteras».

Además, en esta misma jornada en la que el PSOE celebra su conferencia política en Madrid, Mariano Rajoy ha lanzado un mensaje a los socialistas.

Tras subrayar que el PP es «un partido de ámbito nacional que dice las mismas cosas en todos y cada uno de los territorios», Rajoy ha pedido a los socialistas -«y no es un pellizco de monja», ha dicho- que tengan también el mismo discurso.

Eso «ayudaría», ha añadido, «a resolver muchos de los problemas» del país.

En esta cita en Córdoba, Rajoy ha querido expresar su agradecimiento al PP andaluz, porque como ha reconocido los votos en esta comunidad -el 18,3 % del total obtenido por el PP en España- le dieron la mayoría absoluta con la que gobierna.

No ha entrado el presidente del partido en el debate sobre quién será el candidato en las próximas elecciones autonómicas, pero sí ha instado a los populares andaluces a trabajar desde ya para lograr la mayoría absoluta y conseguir gobernar en la comunidad como ya lo hacen en las principales ciudades de la comunidad.

Todo en una jornada en la que el presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido -que en otras ocasiones ha dicho que no quiere ser el candidato- se ha puesto al servicio del partido y ha mostrado ante Rajoy y la secretaria general, María Dolores de Cospedal, su «firme compromiso» de aceptar las responsabilidades que se le encomienden, así como estar donde le quieran poner sus compañeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Rajoy promete una España «infinitamente mejor» cuando lleguen las elecciones