Gobierno y cúpula del PP dejan solo a Aznar en la presentación de sus memorias

El expresidente insta a Rajoy a sacar lecciones de sus años en el Ejecutivo

Aznar desata la polémica con sus memorias El expresidente presenta el segundo volumen de su biografía

Madrid / Colpisa

El Gobierno y la cúpula del PP hicieron algo más que un feo a José María Aznar y no asistieron ayer a la presentación del segundo tomo de sus memorias, El compromiso del poder, lo que refleja la división en el partido. Hace un año, cuando presentó el primer volumen, sí acudieron varios ministros y hasta el propio Mariano Rajoy. En esta ocasión, la representación del Gobierno vino tan solo de la mano de dos secretarios de Estado, el de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y el de Comercio y ex secretario general de la fundación FAES, Jaime García Legaz. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y los tres vicesecretarios, Javier Arenas, Carlos Floriano y Esteban González Pons, tampoco se dejaron ver en el acto.

Aznar volvió ayer a enmendar la plana a Rajoy. Y eso en un partido como el PP, en el que un segmento aún añora al expresidente del Gobierno, no deja de ser delicado.

Durante la presentación del libro, Aznar reivindicó su legado durante los ocho años que estuvo al frente del Ejecutivo, pidió sacar «lecciones» y recuperar la «gran ambición» de España. En especial se refirió al «desafío» nacionalista e hizo un llamamiento a «tener cuidado de no perder aquello que se ganó» porque «es una lección» que hay que tener «presente hoy».

Ante el exministro Josep Piqué y el ex secretario general de Comisiones Obreras José María Fidalgo, aseveró que durante su mandato intentó llevar a España a «primera división» y, según él, «lo consiguió». Dedicó unos cuantos elogios a sus «equipazos» de entonces, algunos de cuyos miembros estaban presentes como Eduardo Zaplana, Jaime Mayor Oreja, Isabel Tocino, José María Michavila y Ángel Acebes.

En El compromiso del poder, el presidente de FAES critica el «bajo» tono de la campaña del 2004, en la que Rajoy perdió contra José Luis Rodríguez Zapatero. Y se lamenta de que no se contara con él para ir al País Vasco ni a Cataluña.

Horas antes de presentar sus memorias, espetó que se siente «más tranquilo» cuando Rajoy defiende en público la unidad de España que cuando se limita a responder que «hoy llueve mucho», en alusión a la respuesta que ofreció en el Congreso al ser preguntado por los periodistas sobre la decisión del Tribunal de Estrasburgo de anular la doctrina Parot. El presidente de honor del PP evidenció también su desacuerdo con Rajoy en el pulso soberanista que mantiene con CiU y Esquerra.

«A veces los silencios son peores que las mentiras», afirmó en una entrevista en Antena 3. Aznar, eso sí, rebajó las expectativas de su posible vuelta a la primera línea política, aunque dejó claro que no se callará las cosas que le disgustan de su formación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Gobierno y cúpula del PP dejan solo a Aznar en la presentación de sus memorias