¿Hasta dónde llega Susana Díaz?

EFE

ESPAÑA

Fernando Alvarado

Algunos en el PSOE sospechan que la presidenta de la Junta de Andalucía pretende algo más que buscar su propio espacio

12 oct 2013 . Actualizado a las 22:44 h.

Se ha convertido en la primera mujer en presidir la Junta de Andalucía; en unas semanas, será también con toda probabilidad la primera secretaria general del PSOE-A. ¿Será Ferraz o Moncloa su próxima parada? ¿Hasta dónde llegan las ambiciones de Susana Díaz? Su meteórica carrera política (tiene 38 años) se había desarrollado hasta ahora intramuros del PSOE andaluz, pero su nombramiento como presidenta de la Junta le ha dado una proyección nacional institucional y orgánica que puede ser determinante en el futuro de su partido, que continúa en plena travesía del desierto tras el descalabro electoral de 2011. No en vano el PSOE-A es la federación más poderosa y más numerosa del socialismo español, con un enorme ascendiente sobre las decisiones internas de los socialistas.

Y precisamente el PSOE se encuentra ahora en varias encrucijadas: está en proceso de redefinir su proyecto político, que quedará dibujado en la conferencia de noviembre, pero también está hambriento de líder, a la espera de que se concrete la fecha de las primarias y de que Alfredo Pérez Rubalcaba despeje la incógnita sobre sus intenciones.

En ese escenario, Susana Díaz ya ha querido de momento fijar un discurso propio y dejar claro que no va a aceptar injerencias en su territorio, incluso aunque sus decisiones colisionen con las que adopta la dirección federal del PSOE. Así lo hizo la semana pasada, en un desayuno informativo en Madrid, donde verbalizó por primera vez algo que otros socialistas piensan pero no dicen: que el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero se equivocó al afirmar en su momento que aceptaría cualquier texto del Estatut que llegara del Parlamento catalán.