El Congreso abre la puerta a votar las mociones sobre Bárcenas

Europa Press

ESPAÑA

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha puesto como condición que se presente una nueva redacción que encaje en el Reglamento

25 sep 2013 . Actualizado a las 15:56 h.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha abierto la puerta a votar en sesión plenaria unas mociones derivadas de las interpelaciones que PSOE e Izquierda Plural centraron en el caso Bárcenas, si bien ha puesto como condición que se presente una nueva redacción que encaje en el Reglamento.

Las mociones de PSOE e Izquierda Plural buscaban que el Congreso rechazase lo que consideran «mentiras» del presidente Mariano Rajoy en relación con el 'caso Bárcenas' pero su debate y votación se frustró el lunes al inadmitirlas la Mesa del Congreso con los votos del PP.

Los 'populares' vienen argumentando que las actividades del extesorero del PP Luis Bárcenas y la supuesta contabilidad B del PP no son asuntos del Gobierno, sino del partido, y que para pedir responsabilidades al presidente sólo hay un camino, que es la moción de censura.

Sin embargo, en fuentes parlamentarias han precisado a Europa Press que todo grupo parlamentario que ha interpelado tiene derecho a presentar la moción correspondiente, y que ese derecho no lo han perdido ni el PSOE ni Izquierda Plural, aunque la Mesa del Congreso haya vetado los textos presentados para esta sesión plenaria.

Derecho a la moción

Tanto el PSOE como Izquierda Plural han anunciado que recurrirán el veto ante la Mesa del Congreso, que volverá a examinar el caso la próxima semana aunque, ya ha adelantado Posada, que los argumentos se mantendrán. Los grupos también pueden presentar paralelamente un texto alternativo para sus mociones.

En ese sentido, y en declaraciones en los pasillos del Congreso, Posada ha abierto la puerta a que el Pleno del Congreso acabe votando mociones derivadas de las interpelaciones sobre el caso Bárcenas, si se presenta una redacción acorde al Reglamento.

«Sigo creyendo que de una interpelación tiene que haber una moción en la que se discuta lo que se quiera, dentro de los límites del decoro, y se vote en consecuencia -ha dicho en los pasillos del Congreso-. Y creo habrá una moción consecuencia de esa interpelación que podremos discutir y votar».

Eso sí, esa hipotética nueva redacción debe cumplir las normas del Congreso: «Cumpliendo el Reglamento, se puede decir todo, pero hay que cumplirlo y yo lo que no puedo hacer es incumplirlo», ha añadido.