Camps: «Es imposible» que en Valencia ocurran cosas como las denunciadas en el caso Nóos

El expresidente de la Generalitat lamenta la «condena prematura» a la que se vio sometido


El expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha asegurado estar tranquilo tras la decisión de Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de no imputarle ni a él ni a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el caso Nóos. Camps ha aseverado que la administración valenciana «funciona extraordinariamente bien», y ha lamentado la «condena prematura» que ha vivido y la «extrema dureza» con la que «desde determinados ámbitos se trata a los políticos».

Camps, en declaraciones a los medios en los pasillos de las Cortes valencianas, ha señalado que estaba «tranquilo» como también «en mi anterior circunstancia porque la administración autonómica ha actuado siempre de manera correcta, con seriedad». Así, ha indicado que «quien conoce la administración autonómica valenciana sabe que todo funciona en el interés general y en el bien común» y que, además, «hay unos procesos administrativos perfectamente tasados en todos los ámbitos».

Por ello, ha resaltado Camps que «es imposible que en la administración valenciana ni antes, ni ahora, ni después, ni nunca puedan ocurrir cosas con las que con demasiada frecuencia estos últimos meses he venido escuchando con cierta liberalidad en algunos ámbitos». «La administración autonómica funciona extraordinariamente bien», ha resaltado el exjefe del Consell, quien ha añadido: «Me cuesta pensar que algún procedimiento tanto legal, como financiero o de intervención económica no lleve el camino que corresponde, expediente por expediente, informe por informe, tarea por tarea», y ha subrayado que «así es como se va demostrando paso a paso y día a día».

En esta línea, ha hecho una «defensa cerrada» de la administración valenciana que, a su juicio, «funciona excepcionalmente bien» y que «durante estos años ha hecho colegios, hospitales, carreteras, depuradoras, ha invertido en promoción y proyección valenciana, ha hecho proyectos de primer nivel de los que nos sentimos todos absolutamente orgullosos».

Así, Camps ha remarcado que cuando fue presidente lideró un Gobierno que «solo se ha movido por el interés general y el bien común». Por ello, ha expresado su «tranquilidad absoluta» porque «todo lo que significa administración autonómica valenciana siempre tiene la garantía de legalidad, de interés general, de bien común y de trabajo al servicio de los valencianos». No obstante, ha indicado que su «tranquilidad» se enmarca «dentro de la lógica expectativa, porque al final no se sabe qué es lo que puede ocurrir»

Francisco Camps ha lamentado la «extrema dureza con la que desde algunos ámbitos a veces se trata a las personas que nos dedicamos a la política», lo que considera «lo más lamentable de estos últimos meses que he vivido». Ha señalado que «un buen día» decidió dedicarse a la política, «comprometido y con vocación», y que tiene «exactamente lo mismo hoy que el día que fue elegido presidente de la Generalitat». Así, ha destacado que cree en la «noble tarea de la política».

«Cuando se trata con esa dureza tan extremada la actuación, el trabajo y las propuestas de personas como yo, es de lamentar», ha manifestado, y ha subrayado la «condena prematura que se hace con cierta facilidad, sin contrastar, sin profundizar, sin preguntar» y que ha vivido «durante estos cuatro largos años, en los que se ha dicho prácticamente de todo». El expresidente valenciano ha lamentado el «daño» que esto produce «a la persona en concreto», pero también «a su familia, a sus hijos, parejas, padres, hermanos, personas que comparten y conviven contigo el día a día y que son conscientes que lo que se dice no tiene nada que ver con la normalidad de la vida de cada uno de nosotros».

También ha indicado que afecta a «a tus propios amigos, que se quedan impresionados de escuchar cosas que no tienen sentido ni tienen consistencia, ni reflejo en la vida diaria de cada uno de nosotros», así como «a tus compañeros de partido, a los que les debes todo, y que han estado en las últimas horas felicitándome». Al respecto, Camps ha asegurado que ha recibido más felicitaciones que cuando ganó por última vez las elecciones autonómicas. «He recibido el cariño y el aprecio de todos mis compañeros de partido en distintos ámbitos», ha expresado.

Camps ha recordado que «más de un millón de personas votó al PP en el 2011, nos dieron la mayoría absoluta y posiblemente durante estos meses han estado escuchando cosas que no se corresponden en absoluto ni con la personalidad, ni con la persona, ni con el interés, ni con el compromismo, ni con la lealtad mía o de la alcaldesa Barberá», a quien ya ha «felicitado» telefónicamente, y a quien ha transmitido «un abrazo».

El expresidente del Consell ha llegado a las Cortes valencianas unos diez minutos antes de las 19.00 horas y ha atendido a los medios de comunicación, que le esperaban en los pasillos del hemiciclo. Ya le esperaban para saludarle algunos diputados del PP como Andrés Ballester, o las que fueran sus consejeras Trini Miró y Maritina Hernández.

Camps ha accedido al pleno mientras intervenía la diputada socialista Pilar Sarrión por asuntos de educación y ha sido recibido a las puertas del hemiciclo por el secretario general del PPCV y consejero de Gobernación y Justicia, Serafín Castellano. Una vez ha llegado a su escaño, ha recibido el saludo de los parlamentarios 'populares' de su alrededor y otros que se han levantado. A los cinco minutos ha llegado la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, con quien ha compartido unas palabras y unas risas ante la atenta atención de los medios gráficos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Camps: «Es imposible» que en Valencia ocurran cosas como las denunciadas en el caso Nóos