Obligar a un menor de 16 años a presenciar actos sexuales estará penado con tres años de cárcel

EFE

ESPAÑA

Con el fin de aumentar la protección de menores, el nuevo texto del Código Penal aprobado hoy en el Consejo de Ministros endurece las penas y modifica determinados delitos sexuales

20 sep 2013 . Actualizado a las 15:19 h.

Obligar a presenciar a un menor de 16 años actos o abusos sexuales sobre otras personas estará penado con hasta tres años de prisión, según el nuevo texto del Código Penal aprobado hoy por el Consejo de Ministros. Con el fin de aumentar la protección de menores, la nueva ley también modifica los delitos contra la libertad sexual, para lo que ha traspuesto la directiva europea relativa a la lucha contra los abusos y la explotación de menores y pornografía infantil.

Esta directiva obliga a los estados miembros a endurecer las sanciones penales en materia de lucha contra los abusos sexuales, la explotación sexual de menores y la pornografía infantil. Además, el nuevo Código Penal eleva la edad de consentimiento sexual a 16 años, por lo que realizar actos de carácter sexual con menores de esa edad será considerada delito, salvo cuando se trate de relaciones consentidas con otra persona próxima al menor por edad o grado de desarrollo o madurez.

También se endurecen las penas de los abusos si, además, concurre violencia o intimidación o si consisten en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías. En el caso de los menores de edad (menos de 18 años), pero mayores de 16, los abusos sexuales constituirán delito cuando se cometan mediante engaño o abusando de una posición reconocida de confianza, autoridad o influencia sobre la víctima.