El Gobierno descarta el referendo y la reforma de la Constitución

Rajoy contestará este fin de semana a Artur Mas que la consulta no es legal


Madrid / la voz

No a la consulta soberanista que reclama Artur Mas, con el respaldo del 80 % del Parlamento catalán, y no a la reforma de la Constitución que preconiza Alfredo Pérez Rubalcaba. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, fue ayer contundente en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Había expectación por saber cómo respondería después de la multitudinaria cadena humana que reclamó la independencia en la Diada. Pero la portavoz no se movió ni un milímetro de la tesis ya conocida del Ejecutivo, y quiso dejar claro que nada ha cambiado: diálogo, pero dentro de la Constitución. Aseguró que la posición del Gobierno es de «absoluta serenidad», pero también de firmeza y fortaleza».

Desmarque de Margallo

Y se empeñó en subrayar que el referendo soberanista no cabe en el marco de la Carta Magna. También que no procede la reforma constitucional para cambiar el modelo territorial, ya que no existe el «mínimo consenso necesario» para hacerlo.

La vicepresidenta se desmarcó de las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que el día anterior dijo que había que escuchar a la calle y negociar un nuevo modelo territorial para satisfacer a Cataluña. No quiso desautorizarlo públicamente, pero rechazó sus tesis. Ella misma ya había dicho el jueves algo distinto: que había que atender a la «mayoría silenciosa» que no se movilizó en la Diada.

La portavoz gubernamental anunció que Rajoy contestaría en 48 horas la carta que Mas le remitió a finales de julio pidiéndole que autorice la celebración de la consulta soberanista. Tras sus palabras de ayer, está claro que el presidente del Gobierno rechazará la propuesta.

A pesar de ello, Rajoy quiere mantener el diálogo discreto con el presidente catalán, pero dentro de un terreno de juego marcado. Lo que el presidente está dispuesto a ofrecer es una mejora sustancial de la financiación de Cataluña y medidas para ayudarla a salir de la crisis. «Tenemos un límite claro y una obligación, que es cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, ese es nuestro margen del que no nos vamos a salir», señaló tajante Sáenz de Santamaría.

Desde Vilna (Lituania), donde se reúne el Eurogrupo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, reiteró el mismo mensaje de la vicepresidenta al afirmar: «Somos más fuertes todos unidos que separados».

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, enfrió las expectativas abiertas sobre el diálogo tranquilo entablado por Artur Mas y Mariano Rajoy. «No hay todavía ninguna negociación, y menos sobre el contenido de la pregunta o sobre si deben ser una o varias. Todo está por hacer y no será fácil hacerlo», señaló el líder de Unió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Gobierno descarta el referendo y la reforma de la Constitución