Manuel Chaves no declarará voluntariamente en el caso de los ERE hasta que no sepa de qué le acusan

El expresidente de la Junta de Andalucía acusa a la jueza Mercedes Alaya usa «arteramente» la palabra imputado


El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves ha dicho que no se plantea acudir voluntariamente a declarar en el caso de los ERE al no saber ante quién debería hacerlo ni frente a qué acusación y cree que el auto de la jueza Mercedes Alaya usa «arteramente» la palabra imputado.

Chaves ha criticado ese auto en una rueda de prensa en el Congreso después de que la jueza Alaya provocara con este escrito, según él, una situación de «indefensión» de las personas citadas, y, además, considera que era «absolutamente innecesario» porque no cambia nada jurídicamente.

«No hay imputación de nadie, no hay petición de imputación de nadie y no hay indicios de nadie», ha subrayado Chaves, quien al ser preguntado si pensaba renunciar a su escaño, como dijo José Blanco que haría en caso de ser imputado, ha respondido: «Yo, en este momento, no lo estoy y con eso me quedo». Además, ha asegurado que el caso de los ERES falsos y el caso Campeón (en el que Blanco fue investigado) son «absolutamente distintos».

A diferencia de Blanco, Chaves no tiene previsto declarar de forma voluntaria ante la jueza, quien en su auto dejó abierta la posibilidad de esa declaración por parte de los citados. El expresidente andaluz no ha acusado directamente a Alaya de tener una intencionalidad política con este auto, pero sí ha dicho que ha provocado efectos políticos y mediáticos, aunque no ha querido afirmar que fueran «buscados». Por este motivo no tiene intención de querellarse por prevaricación contra la jueza.

Chaves ha considerado «raro» que precisamente se hiciera público el auto el mismo día en que tomaba posesión el nuevo Gobierno andaluz y que se conociera mediante una rueda de prensa del PP de Andalucía cuando el auto aún no estaba en manos de ninguna de las partes. «¿Una causalidad? Posiblemente, pero demasiadas coincidencias», ha manifestado el expresidente andaluz. Ha asegurado no tener prevista ninguna estrategia de defensa porque no está imputado ni hay indicios de culpabilidad y, de hecho, ha explicado que no tiene ni siquiera abogado ni lo va a tener. Desconoce, además, si otros citados en al auto de la magistrada, como el expresidente andaluz José Antonio Griñán, van a tener una línea de defensa.

El expresidente del PSOE ha recalcado que si él tuviera que declarar, lo tendría que hacer, como aforado, ante el Tribunal Supremo, ya que es el órgano judicial al que Alaya está obligada a remitir la causa si es que ve algún indicio de culpabilidad. Chaves ha insistido en que el procedimiento de los ERE fue legal, aunque ha reconocido que quizás debió pasar mayores controles, pero ha subrayado que en ningún caso se puso en marcha para delinquir, sino para solucionar los problemas que padecía mucha gente en Andalucía debido a la persistencia de la crisis. En ese contexto, ha admitido que hubo una malversación de los fondos públicos en una «mínima parte pero que nadie en la Junta »se metió en un cuarto oscuro para inventarse una trama«.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Manuel Chaves no declarará voluntariamente en el caso de los ERE hasta que no sepa de qué le acusan