Sale de la cárcel de Marruecos el camionero español por quien intercedió el rey

Antonio García Vidriel cumplía condena por tráfico de hachís


El camionero español Antonio García Vidriel, por quien intercedió el rey Juan Carlos I en su última visita a Marruecos, ha abandonado la prisión de Tánger esta misma mañana para cumplir el resto de su condena en España. García Vidriel, condenado a cuatro años de cárcel por tráfico de hachís y quien había emprendido una intensa campaña mediática para lograr su traslado a una prisión española, salió de la cárcel «en buen estado de salud», añadieron.

García-Vidriel fue detenido en Marruecos el 13 de abril de 2012 junto a su hijo en un camión en el que fueron descubiertos 8,9 toneladas de hachís ocultas en sandías y debe cumplir una condena de cuatro años que finaliza el 13 de abril de 2016. El Ministerio de Justicia inició el pasado mes de abril el expediente de traslado para García-Vidriel y el Rey Juan Carlos I aprovechó su visita del pasado mes de julio a Marruecos para interceder por este preso, con serios problemas de salud, ante el monarca alauí.

Al finalizar el viaje del Rey, se informó de que García-Vidriel saldría de la prisión de Tánger de manera inminente. Sin embargo, después se aclaró que su traslado debería cumplir los trámites exigidos por el convenio bilateral. Pese a estas gestiones, su nombre no se incluyó en la lista de 48 presos que Mohamed VI indultó el 30 de julio. La inclusión entre los indultados de un pederasta condenado a 30 años de prisión, Daniel Galván, acabó sacando a la luz que en realidad la Embajada de España presentó a las autoridades marroquíes dos listas diferentes: una con 18 presos para los que pedía el indulto y otra con 30 para los que solicitaba el traslado. En ninguna de las dos, que terminaron en un único paquete de presos indultados, estaba García-Vidriel. Su hijo, condenado a diez años de cárcel por el mismo asunto, sí estaba en la lista que presentó la Embajada a Marruecos, como parte del grupo para los que se pedía el traslado, aunque finalmente fue indultado junto a otros 47 presos por el monarca alauí.

El camionero no está indultado y deberá cumplir el resto de su condenada (que termina en abril de 2016) en España. Las fuentes agregaron que García Vidriel, de 67 años, salió acompañado por la Policía, pero no quisieron dar más detalles sobre este asunto. La familia de Antonio García-Vidriel ha celebrado este martes «con mucha satisfacción» su traslado a España. Miguel, uno de sus hijos, ha manifestado a Europa Press que, según la información con la que cuenta la familia, Antonio García-Vidriel cumplirá el resto de su condena en la prisión de Algeciras (Cádiz), celebrando que el traslado ponga fin al «calvario» sufrido en la penitenciaría de Tánger. «Conozco pocos detalles, no he podido hablar con mi padre desde ayer por la tarde, pero espero que llame pronto», ha manifestado este hijo de Antonio García-Vidriel a cuenta de la decisión de las autoridades de Marruecos en cuanto al traslado de su padre a una cárcel española. Y es que, como recuerda Miguel García-Vidriel, su padre sufre importantes problemas de salud y ahora, al menos, «le podrá tratar un médico».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Sale de la cárcel de Marruecos el camionero español por quien intercedió el rey