Rubalcaba apoya el recurso catalán contra el reparto del déficit autonómico

Ve cicatería en el Gobierno y un trato discriminatorio para las comunidades


Redacción / La Voz

El líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado dos vueltas de tuerca a su estrategia de oposición en las últimas semanas y no desaprovecha ocasión alguna de cargar contra las decisiones del Gobierno. Aunque para ello tenga que ir de la mano del presidente catalán, Artur Mas. El secretario general del PSOE respaldó ayer el anunciado recurso judicial de la Generalitat contra la distribución del límite de déficit entre comunidades acordado en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera de la semana pasada. Rubalcaba hizo pública su posición en compañía del presidente asturiano, el socialista Javier Fernández, que también ultima los argumentos jurídicos para acudir a los tribunales de Justicia.

Con el reparto asimétrico del déficit, el Gobierno «trató de hacer un guiño a alguna comunidad [en alusión a Cataluña, pero también a la valenciana] y lo que ha terminado haciendo ha sido enfadar a todas», argumentó Rubalcaba para justificar su posición. En su opinión, el Ejecutivo de Rajoy ha sido «enormemente cicatero» en el reparto, ya que se ha quedado con el grueso del límite del 6,5 % de déficit autorizado a España por la Comisión Europea para el presente año. Los socialistas consideran que el Gobierno debería haber sido más flexible y conceder más margen a las comunidades, ya que son estas las que prestan servicios esenciales como la educación, la sanidad y la atención a la dependencia. En consecuencia, añadió, las restricciones en el déficit constituyen una amenaza para los servicios públicos.

«Las comunidades están ejerciendo su derecho y yo estoy de acuerdo con que ejerzan ese derecho», precisó Rubalcaba en una comparecencia pública con Javier Fernández en la localidad asturiana de Torazo. Esta comunidad será probablemente la segunda que recurra ante los tribunales. En opinión del líder socialista, «Asturias ha salido perjudicada, y por haber hecho las cosas bien le ha ido peor de lo que debería». En este sentido, Javier Fernández añadió un motivo más de queja: «el compadreo o sectarismo» en la distribución del déficit, que ha beneficiado a la comunidad de Extremadura, gobernada por el popular José Antonio Monago, la única autonomía a la que se le ha autorizado un déficit más elevado que el que tuvo en el 2012.

El argumento oficial para justificar esta diferencia es que la comunidad extremeña logró el año pasado unos ingresos extraordinarios de 180 millones de euros derivados de la aplicación de un impuesto sobre los depósitos bancario aprobado diez años antes pero que había estado suspendido a la espera de que el Tribunal Constitucional resolviera un recurso presentado por el Gobierno central. Esa sentencia fue dictada el año pasado y dio la razón a la Junta de Extremadura, lo que le permitió esa recaudación extra que minoró su déficit de manera coyuntural. El Gobierno ha tenido esto en cuenta para fijar el tope para la comunidad extremeña.

Un argumento que no sirve a Asturias, que reclama explicaciones adicionales que justifiquen lo que considera un trato discriminatorio y de favor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rubalcaba apoya el recurso catalán contra el reparto del déficit autonómico