El PP gastó 338.000 euros en defender a Bárcenas tras ser imputado en la Gürtel

Trillo pagó con dinero B la defensa de los militares del Yak-42, según el extesorero


Madrid / Colpisa

Luis Bárcenas respondió sin titubeos a las preguntas de Enrique de Santiago, el abogado de Izquierda Unida: «¿Le ha pagado el PP su defensa en este proceso?» «Sí», respondió el imputado. De Santiago fue más allá y, con los papeles de la contabilidad legal del partido, se interesó por los abultados pagos del PP en el 2009, 2010 y 2011 a una desconocida compañía de nombre Foro de Análisis Hispano. «¿Esos pagos son los que corresponden al salario de los abogados que le han defendido hasta la semana pasada?», vino a preguntar el letrado de IU. «Sí», fue de nuevo la respuesta de Bárcenas, que añadió que el PP se había hecho cargo de la minuta de sus abogados hasta finales de diciembre del 2012, aunque estos últimos abonos no constan en la causa porque la contabilidad del partido de este último ejercicio no ha sido enviado aún a la Audiencia Nacional. En total, el PP se gastó 338.571 euros en tres años para la defensa de Bárcenas a pesar de que éste ya no era siquiera militante de la formación.

Portavoces del partido admitieron ayer que, efectivamente, la formación sufragó el costoso equipo jurídico del imputado hasta finales del año pasado, aunque el propio partido y el extesorero afirmaron en un comunicado oficial que dejaron de hacerlo en abril del 2010.

Foro de Análisis Hispano, según han explicado los investigadores y se puede constatar en el Registro Mercantil, es el nombre de una firma propiedad del abogado Miguel Bajo, el letrado que con Alfonso Trallero ha defendido a Bárcenas desde mediados del 2009, cuando fuera imputado por primera vez en el caso Gürtel, hasta el lunes de la pasada semana, cuando abandonaron a su cliente solo horas después de que el diario El Mundo publicara una conversación con el extesorero en la que, por primera vez, tiraba de la manta, confirmaba que los papeles de Bárcenas salieron de su puño y letra y afirmaba que durante 20 años el partido se financió de manera irregular. Miguel Bajo es, desde la creación de esta empresa en 1999, el administrador único de la misma.

Los pagos desde las arcas del PP a la cuenta de Bajo aparecen entre las decenas de miles de páginas de la contabilidad legal del PP y siempre bajo la denominación de Foro de Análisis Hispano. Un apunte casi imposible de identificar si el extesorero no lo hubiera revelado. Las primeras anotaciones fueron en el 2009 repartidas en un abono de 58.003 euros y otro de 31.727,06 euros. La tercera remesa fue en el 2010, cuando salen de las arcas populares 174.000 euros con destino a la empresa de Bajo. La cuarta entrega fue en el 2011 por valor de 78.841,49 euros.

Pero esos no son los únicos números que ha desvelado Bárcenas en su declaración. El extesorero del PP declaró también que entregó al exministro de Defensa y actual embajador en Reino Unido, Federico Trillo, dinero negro para pagar la defensa de los militares imputados por la tragedia del Yak-42, algo que negó Trillo y por lo que los familiares de las víctimas ya han pedido explicaciones. De acuerdo a la presunta contabilidad B de Luis Bárcenas, Trillo recibió 51.000 euros entre el 2003 y 2006, que al menos en parte habrían ido a parar al pago de los abogados defensores de los mandos militares. También habría recibido entre el 2000 y el 2002 algo más de 180.000 euros para compensar su pérdida de ingresos por dejar de ser presidente del Congreso en 2000 para ser titular de Defensa.

Por otra parte, el que ya se ha defendido de las acusaciones de Bárcenas es el presidente de la constructora OHL, Juan Manuel Villar Mir, que ayer calificó de «invento puro» y algo «absolutamente falso» que habría querido aportar 300.000 euros al partido para las elecciones de 2011.

Votación
10 votos

El PP gastó 338.000 euros en defender a Bárcenas tras ser imputado en la Gürtel