Únicamente las autonomías del PP apoyan el límite de déficit del 1,3 %

Andalucía, Cataluña, Asturias y Canarias rechazan el objetivo general, y aún queda pendiente de decidir el que corresponderá a cada comunidad

La conselleira Elena Muñoz saluda al ministro Montoro al comienzo del consejo de ayer.
La conselleira Elena Muñoz saluda al ministro Montoro al comienzo del consejo de ayer.

Madrid / Colpisa

El ruido de sables previo al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) quedó en amago. Las declaraciones previas de algunos consejeros hacía presagiar que un puñado de gobiernos regionales del PP se opondrían al nuevo objetivo de déficit autonómico para 2013, que el Gobierno de Mariano Rajoy ha fijado en el 1,3 %, pero finalmente solo las comunidades de distinto signo -Andalucía, Asturias, Cataluña y Canarias- votaron en contra. Se abstuvieron, porque tienen conciertos económicos específicos, País Vasco y Navarra.

Dos horas y una tensa reunión, tras la que salió afónico, necesitó Cristóbal Montoro para encauzar el debate. La consejera de Hacienda en Castilla y León, Pilar del Olmo, había llegado a calificar de «rácano» el objetivo propuesto por el Ejecutivo, pese a estar situado, como recordó el ministro, por encima de la media en la que el conjunto de las administraciones regionales cerraron sus cuentas en el 2012.

El Estado jugará con un 5,3 % de déficit para intentar cuadrar las cuentas de Administración General del Estado y la Seguridad Social, que acabará el ejercicio en número rojos. Montoro aseguró que este último hecho «es una preocupación de todos». Y quizá influyera en la posición final. El caso es que in extremis logró el apoyo de Galicia, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Valencia, Baleares, Murcia, Extremadura, Madrid y Aragón -el consejero de Cantabria no estuvo en la reunión- más las ciudades de Ceuta y Melilla. Pero la batalla seguirá.

Montoro volverá a reunirse en julio con las comunidades para establecer el déficit individualizado. Será entonces cuando resurja la controversia entre aquellos territorios que quieren un reparto asimétrico y lo que reclaman un mismo trato para todos y evitar que se premie a las autonomías que no hicieron en el 2012 los recortes necesarios.

Lo único que avanzó el ministro es que se tendrá en cuenta si se han aplicado las medidas que desde la Administración de Estado se han sugerido para ganar eficiencia en el sector público. El caso es que no debe temer que la experiencia salga mal, porque dijo que está «abierta» la posibilidad de que el reparto asimétrico del déficit no sea una fórmula excepcional, solo para este año, sino que se aplique también el siguiente.

Montoro también informó de las propuestas de reforma de la Administración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Únicamente las autonomías del PP apoyan el límite de déficit del 1,3 %