La apuesta soberanista hunde a CiU en los sondeos

Esquerra ganaría hoy las elecciones en Cataluña, retroceden PSC y PP y crecen Ciutadans y los independentistas de CUP


Barcelona / Colpisa

La crisis y el proceso soberanista están poniendo patas arriba el mapa político catalán. Según el barómetro de junio del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, si hoy se celebrasen elecciones en Cataluña, Esquerra obtendría entre 38 y 39 escaños, de dos a cuatro más que CiU. Ambas fuerzas se quedan lejos de la mayoría absoluta del Parlamento autonómico, formado por 135 diputados, pero la suma de ambos sí la alcanzaría. Se trataría de algo sin precedentes, ya que desde 1980 es el primer sondeo oficial que vaticina una victoria de los independentistas de ERC. Pero no es una sorpresa ya que otras encuestas lo adelantaron en las últimas semanas y el CEO lo predijo en la oleada de febrero, en la que Esquerra se imponía en intención directa de voto, aunque no en escaños ni en estimación de sufragios tras aplicarse los elementos correctores.

La caída en picado de los convergentes parece imparable ya que antes del 25-N, Artur Mas tenía 62 diputados, y ERC apenas diez. Los comicios supusieron el despegue de los republicanos, que pasaron a 21, en tanto que CiU retrocedió a 50.

CiU se escuda en los recortes para justificar la sangría: «Las medidas que tomamos generan incomprensión». El desplome, en todo caso, ha abierto una profunda crisis en la coalición, agravada por la diferente interpretación que sobre la bajada de votos hacen uno y otro socio. En CDC, la parte mayoritaria, achacan una parte del hundimiento al papel obstruccionista que a su juicio está jugando el líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, en el proceso soberanista, lo que confunde al votante de CiU que se fuga a Esquerra. Desde Unió, en cambio, consideran que es la apuesta independentista la que lastra la federación.

Para tratar de rebajar la tensión y salir al paso de las encuestas, el presidente de CiU y de CDC, Artur Mas, reclamó ayer a los dirigentes de la coalición, tras hablar con Duran, que pongan fin al «serial» de «declaraciones y contradeclaraciones» que «no ayudan en nada» y trasladan la imagen de «descoordinación». Mientras la preocupación asola CiU, todo lo contrario ocurría en Esquerra, que goza, reconocen sus dirigentes, de una posición muy «cómoda»: en la oposición para rechazar las medidas impopulares de Mas y en el bando gubernamental para impulsar la consulta.

Según el CEO, los catalanes favorables a la secesión superan ya el 55%, un punto más que en la oleada de febrero, aunque dos puntos por debajo del 57% de octubre del 2012, tras la gran manifestación de la Diada.

El barómetro concluye además que el PSC seguiría como tercera fuerza, eso sí, con nueva pérdida de apoyos al pasar de 20 diputados a 16. El PP retrocede de 19 a 13, amenazado por Ciutadans, que pasa de 9 a 12. Iniciativa conservaría sus 13 escaños y CUP duplicaría sus 3.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La apuesta soberanista hunde a CiU en los sondeos