Aznar amenaza a Rajoy

Sara Barderas / Dpa

ESPAÑA

A sus 60 años el expresidente provoca una tormenta política en el PP

22 may 2013 . Actualizado a las 22:13 h.

José María Aznar agita el Partido Popular (PP). A sus 60 años sugiere la posibilidad de volver casi una década después de haberse ido. Toda una advertencia al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que pese a su mayoría absoluta parlamentaria atraviesa un mal momento.

«Nunca he eludido mi responsabilidad. Cumpliré con mi responsabilidad, mi conciencia, mi partido y mi país», manifestó Aznar el martes por la noche, cuando en una entrevista en la cadena privada Antena 3 le plantearon si volvería a la política.

El solo amago es ya en sí una advertencia a Rajoy, el sucesor que él mismo nombró para que asumiera las riendas del PP cuando se fue y al que en el pasado ya ha cuestionado otras veces. Si del aviso pasara a la acción, pondría en jaque el liderazgo de Rajoy y podría abrir en el partido un melón de consecuencias imprevisibles.

La formación conservadora cerró hoy filas en torno al jefe del gobierno y presidente del PP.

«El PP es un partido de lealtades»

«El PP es un partido de lealtades», dijo Alberto Núñez Feijoo, uno de los posibles sucesores de Rajoy en un futuro. «Ha sido leal con el presidente Aznar, es leal con el expresidente Aznar y eso significa, en consecuencia, que tiene una lealtad inquebrantable con el presidente Rajoy».

«Las cosas se van para no volver y ahora los tiempos van por otro camino», dijo el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ministro de Agricultura y Administraciones Públicas en los gobiernos de Aznar. «Creo que los que estuvimos con él podemos estar muy orgullosos, pero las cosas se van para no volver».

Al menos públicamente, ningún destacado dirigente del PP parece anhelar la vuelta del hombre que gobernó España desde 1996 hasta 2004. Pero lo cierto es que Aznar, presidente de honor del PP, no ha dejado de tener influencia en algunos círculos de la formación conservadora pese a no estar en la primera línea política.

En la entrevista televisiva recogió el malestar que existe en algunos sectores del partido con varias medidas que Rajoy ha aplicado en su lucha contra la crisis económica y contra el déficit público, como las subidas de impuestos en contra del propio programa electoral con el que ganó los comicios de noviembre de 2011.