Miles de indignados se concentran en Sol en el segundo aniversario del 15-M

Los manifestantes expresan su oposición a «las políticas de austeridad y los recortes» y reclaman una «mayor participación democrática»

Efe

Varios miles de personas han vuelto a concentrarse este domingo en la Puerta del Sol de Madrid, convocadas por el 15-M, en el segundo aniversario de este movimiento, para expresar su oposición a «las políticas de austeridad y los recortes» y reclamar una «mayor participación democrática».

Se trata del acto central de la campaña de protestas y acciones titulada «Mayo global», que se ha desarrollado bajo el lema «De la indignación a la rebelión: escrache al sistema».

Tres columnas de manifestantes han partido desde Atocha, Colón y el Templo de Debod, sobre las cinco de la tarde, para confluir, bajo la supervisión de un fuerte dispositivo policial, en la céntrica Puerta del Sol, donde hace dos años nació el movimiento 15-M.

Allí, sobre las 20.00 horas, simbolizaron con un «grito mudo» su desacuerdo con la austeridad y los recortes que se aplican como salida de la crisis y en defensa de la sanidad y la educación pública.

Los indignados han empapelado con carteles la cúpula de cristal de la estación de metro y cercanías de Sol.

Mientras se avecinaba esta hora, la gente adquiría, a cambio de la voluntad, chapas de diversos colectivos sociales, como los antidesahucios o los de defensa de la sanidad y la educación, en un puesto de merchandising. Posteriormente abrirán asambleas de debate.

Las marchas se han desarrollado sin incidentes, en un ambiente reivindicativo y festivo, con gritos y carteles que ya son un clásico en este tipo de manifestaciones, como el habitual «Que no, que no nos representan» o «El próximo parado que sea un diputado». También «Terrorismo es no llegar a fin de mes» o «No es un suicidio, es un asesinato».

De hecho, las proclamas de la Plataforma Antidesahucios han estado muy presentes y han podido verse pancartas alusivas: «No te quedes en casa, podrían quitártela».

Ocupación de un edificio abandonado en Barcelona

La manifestación de conmemoración del segundo aniversario del movimiento 15-M, en la que han participado miles de personas, ha desembocado a última hora en la ocupación de un edificio deshabitado de cuatro plantas en la calle Sant Pere Més Baix de Barcelona, en el casco viejo de la ciudad.

La Guardia Urbana ha cifrado en 5.000 las personas que han acudido a la llamada de conmemoración del aniversario del 15-M mientras que los organizadores no han concretado un número y se han limitado a destacar que éste había tenido un seguimiento multitudinario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Miles de indignados se concentran en Sol en el segundo aniversario del 15-M