La Xunta descarta pedir la disolución del Concello de Santiago, tras equipararlo a los de Ourense y Lugo

Reclama aplicar «o mesmo raseiro» para todos los municipios en los que haya cargos políticos imputados


Santiago / La Voz

El Gobierno gallego le cortó ayer el paso a una petición del grupo del PSdeG que instaba a la Xunta a pedir la disolución de la corporación de Santiago por la ristra de imputados en el marco de la operación judicial Pokémon. Y lo hizo emplazando a los socialistas a que se miraran en el espejo de las ciudades de Ourense y Lugo, gobernadas por este partido y salpicadas también por casos de presunta corrupción política. «Vamos a actuar con Santiago do mesmo xeito que con outros», manifestó Norberto Uzal, director xeral de Administración Local, en una intervención ante el Parlamento, en la que llamó a actuar «co mesmo raseiro» en todos los casos.

Norberto Uzal fue el encargado de comparecer ante la Comisión parlamentaria Institucional para responder a una iniciativa de la socialista Beatriz Sestayo que se ceñía, exclusivamente, a la situación creada en Santiago. La diputada ferrolana puso de relieve que «casi todo» el Gobierno compostelano está sometido a algún tipo de cautela judicial e incluso aludió al regidor, el popular Ángel Currás, como «un alcalde poliimputado». «¿Onde está o código ético de Feijoo?», inquirió Sestayo, tras argüir que se debería aplicar en este caso concreto por existir «indicios razonables de criminalidade».

No lo vio de la misma forma el representante del Gobierno gallego, que amplió el ángulo de tiro para sacar a colación los casos de los concellos con gobiernos socialistas que también están tocados por la operación Campeón. «A Xunta descarta a disolución da corporación de Santiago, como tamén descarta a de Ourense», dijo una y otra vez.

Sin interferencias

El responsable autonómico de Administración Local llamó a respetar las actuaciones judiciales, «sen interferir nelas», e insistió en que una imputación no prejuzga en ningún caso una condena. También se entretuvo de forma especial en el caso del alcalde de Lugo y, a la vez, presidente del PSOE gallego, José López Orozco, recordando que fue imputado por varias causas y que en los últimos días fue objeto de un registro en el que le copiaron el disco duro del ordenador. «Hai que ser respectuoso», le solicitó a Sestayo.

Norberto Uzal también expresó su deseo de que las causas judiciales abiertas no afecten a la gobernabilidad de la ciudad de Santiago y, sobre la aplicación del código ético promovido por Feijoo en el PP, destacó que el Gobierno ha dado «mostras máis que suficientes» de su compromiso con la ética en la vida pública.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La Xunta descarta pedir la disolución del Concello de Santiago, tras equipararlo a los de Ourense y Lugo