PP y PSOE anteponen sus ideas al pacto de Estado contra la crisis

Desoyen el clamor social y político y exigen que sea el otro el que ceda


Madrid / La Voz

La voz de alarma la dio el cuadro macroeconómico presentado el pasado viernes por el Gobierno, en el que se prevé que al cierre de la legislatura uno de cada cuatro españoles en edad de trabajar siga en el paro. El efecto depresor de ese negro presagio ha convertido en un clamor social, político y económico la necesidad de un pacto de Estado contra la crisis. Conscientes de ello, PP y PSOE lanzaron ayer propuestas retóricas sobre su disposición al acuerdo. Pero de sus palabras se deduce que ni uno ni otro pretenden ceder en sus posiciones. El resto de la oposición, desde los nacionalistas hasta la izquierda, pasando por UPyD, están dispuestos a participar en un pacto de Estado, pero muestran su enorme escepticismo sobre la voluntad de los dos grandes partidos de alcanzar un consenso.

El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, trató de enfriar la situación de «emergencia nacional» que, según los socialistas, justificaría un pacto de Estado. Tachó incluso de «pintoresca» la oferta lanzada por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, que, según dijo, forma parte del «juego político» de un PSOE que «se ha escorado a la izquierda y se ha vuelto cada vez más radical».

«Dejar de poner zancadillas»

Pero el PP no quiere aparecer como el partido que da un portazo al acuerdo. Y, por eso, Alonso no cerró la puerta. Aunque, más que a un pacto, invitó a los socialistas a renunciar a sus propuestas y hacerse corresponsables de las políticas del Gobierno. Explicó que si Rubalcaba quiere pactar, «tiene que acercarse al espacio de centralidad» y también «mirar al futuro, no a las políticas que nos llevaron hasta aquí». «No estamos en contra de que la oposición deje de ponernos zancadillas, pero hasta ahora la necesidad del PSOE era reforzar su pacto de izquierdas», señaló, tras reprochar a Griñán que proponga un acuerdo con el Gobierno mientras en Andalucía pactó con IU en lugar de con el PP, que era la fuerza más votada.

El PSOE no desaprovechó la oportunidad para denunciar la falta de voluntad de acuerdo del Gobierno. La portavoz parlamentaria de los socialistas, Soraya Rodríguez, aseguró que Rajoy tiene «una visión muy mezquina» de lo que es un pacto político. Aludía así a la referencia del presidente a que el PSOE no quiere compartir «el coste» de las medidas necesarias para salir de la crisis económica.

Pero la tesis socialista es también que sea el otro quien ceda. Si el Gobierno quiere un pacto de Estado, tiene que renunciar antes a sus planteamientos. Rodríguez advirtió de que la oferta al Ejecutivo «no es para compartir su política, sino para que pueda rectificar su política fallida y suicida». Para evitar que fuera Griñán quien capitalizara la propuesta de acuerdo político que lanzó el lunes, Rubalcaba asumió ayer la oferta e insistió en la necesidad de un «gran pacto nacional» contra la crisis en el que estén presentes «lo mejor de cada uno».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

PP y PSOE anteponen sus ideas al pacto de Estado contra la crisis