El rey acelera su vuelta al trabajo ante la caída de su popularidad

El CIS volverá a preguntar por la Corona, lo que dejó de hacer en el 2011


Madrid / Colpisa

Los médicos prescribieron un período de entre dos y seis meses de rehabilitación antes de que el rey pudiera retomar con normalidad su agenda oficial. Sin embargo, diez días antes del cálculo más benévolo, don Juan Carlos retomará el lunes las obligaciones al frente de la jefatura del Estado que ha venido desempeñando el príncipe Felipe desde que el monarca fue operado de una doble hernia discal el pasado 3 de marzo.

La reincorporación de don Juan Carlos a sus funciones se llevará a cabo aún así de forma progresiva, ya que los facultativos responsables de la rehabilitación quieren descartar cualquier tipo de recaída o contratiempo en el proceso de recuperación. Pero puede más el afán del rey por volver al trabajo, sobre todo porque la Corona pasa por la situación más comprometida y con las cuotas más bajas de popularidad desde que don Juan Carlos asumiera al trono hace 37 años. En este marco, la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos, la delicadísima situación judicial de su yerno Iñaki Urdangarin, las crecientes peticiones de abdicación en favor del Príncipe de Asturias o el debate sobre la incorporación de la Casa Real a la ley de Transparencia que ultima el Gobierno pueden haber pesado en la Zarzuela a la hora de valorar los tiempos de reincorporación del monarca a sus labores como jefe de Estado.

A lo largo de los 50 días durante los que ha permanecido de baja médica el Rey ha mantenido sus despachos semanales con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha estado al tanto de la actualidad en las relaciones con el exterior, donde ha mediado por vía telefónica ante su amigo el jeque Hamad bin Jalifa al Thani de cara, según la versión oficial, a lograr que Catar se incline por Navantia entre las ofertas que maneja para adjudicar un gran contrato de compra para la flota del emirato. Otras fuentes hablan de que los contactos con el jeque catarí estuvieron más centrados en el desplazamiento de Urdangarin a ese país.

El rey retomará su agenda oficial con la recepción en la Zarzuela al escritor José Manuel Caballero Bonald, al que en representación suya el Príncipe de Asturias hará entrega el martes del premio Cervantes.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció ayer que el CIS volverá a preguntar sobre la valoración de los miembros de la familia real. No se hacía desde octubre del 2011, la primera vez en que la institución recibió un suspenso, con un 4,92. La pregunta habitual sobre la Casa Real desapareció sin que se ofreciera ninguna explicación oficial. La vicepresidenta lo atribuyó ayer a razones técnicas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El rey acelera su vuelta al trabajo ante la caída de su popularidad