Artur Mas presenta las acciones judiciales contra los Pujol como un ataque del Estado a Cataluña

Oriol está imputado en el caso ITV y Jordi Pujol Ferrusola está siendo investigado por la Audiencia Nacional

Colpisa

Artur Mas como presidente del partido y buena parte de los dirigentes y militantes de Convergència Democrática salieron ayer en defensa de la familia Pujol, que se encuentra últimamente en el disparadero mediático por los casos de corrupción que salpican a dos de los hijos del expresidente Jordi Pujol. Oriol está imputado en el caso ITV y Jordi Pujol Ferrusola está siendo investigado por la Audiencia Nacional por haber registrado movimientos de capitales por valor de 32 millones en el extranjero.

El consejo nacional de CDC fue especialmente cálido con Oriol Pujol, quien fue recibido con una gran ovación por la plana mayor de la formación, después de que hace casi un mes delegara sus funciones en la secretaría general y en la presidencia del grupo de CiU en el Parlamento catalán para poder afrontar su declaración como imputado, prevista para este martes. «Parece ser que ciertos organismos del Estado tienen dinero puesto en un cajón para intentar cargarse los principales referentes de Cataluña», dijo Artur Mas. Y entre otros «símbolos» citó a Jordi Pujol. «Como partido y como país, no dejaremos que los destruyan de cualquier manera», remató el presidente catalán. Citó expresamente a Oriol Pujo, su mano derecha en el partido y con quien ha trabajado codo con codo en la puesta en marcha del desafío soberanista. En alusión al hasta hace unas semanas secretario general de CDC, dijo que «usó una expresión que ha cumplido, que ya no molestaría, y lo ha cumplido al pie de la letra. Hay quien dice cosas que luego no hace, y Oriol ha dicho que está convencido que el proceso en los tribunales será en beneficio suyo», dijo Mas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Artur Mas presenta las acciones judiciales contra los Pujol como un ataque del Estado a Cataluña