EE. UU. cifra en 3,9 millones de euros lo que ocultó Barcenas en sus bancos

Las autoridades americanas alertan de que solo pueden bloquear 295.000 euros porque el extesorero está vaciando sus cuentas a marchas forzadas

Colpisa

Estados Unidos cifra en 3,9 millones de euros el dinero que Luis Bárcenas se apresuró a sacar de sus cuentas suizas para esconderlo en sociedades pantallas uruguayas cuando a inicios del 2009 estalló el caso Gürtel. Así consta en dos correos remitidos al juez Pablo Ruz por la Oficina de Cooperación Judicial de Washington, en los que las autoridades norteamericanas alertan a la Audiencia Nacional de que el extesorero, que llegó a tener tres depósitos en ese país, parece tener la intención de terminar de vaciar esas cuentas, en las que ya solo quedan 295.000 euros.

Según fuentes judiciales, estos dos e-mails alertando de la fuga de capitales, fechados el 20 y el 21 de marzo, fueron los que provocaron que el 26 de marzo Ruz a toda prisa pidiera a Washington que bloqueara cuentas del HSBC de Nueva York y de Bancaja en Miami vinculadas con el propio Bárcenas; su testaferro, Iván Yáñez; el cabecilla de la red corrupta, Francisco Correa; y Ángel Sanchis, tesorero de AP, estrecho colaborador de Manuel Fraga, mentor de Bárcenas en el PP hace 30 años e imputado por ayudarlo a poner a salvo su fortuna suiza al otro lado del Atlántico. «Podemos confirmar que la información de España es correcta en cuanto a que la Fundación Sinequanon en Panamá transfirió cuatro millones de dólares (3.114.749 euros) a una cuenta de la que era titular Brixco S.A. (Uruguay) en HSBC entre marzo y mayo del 2009», explica el primero de los correos. Se refiere al traspaso de dinero contrarreloj desde la cuenta del Dresdner Bank de la fundación tapadera que Bárcenas creó en el 2004 cuando fue elegido senador por Cantabria a la empresa controlada por Sanchis con base en Montevideo y que teóricamente es una empresa de transporte de la fruta que produce en su macrofinca argentina La Moraleja. El extesorero siempre ha sostenido que el dinero que fue a parar a Brixco fue un simple préstamo a Sanchis. Este, sin embargo, en un inicio defendió no tener nada que ver con la propiedad de la distribuidora frutícola.

«Se espera una liquidación»

En los e-mails, EE.UU. confirma, como sospechaba la Unidad Contra la Delincuencia Económica y Fiscal, que «uno de los titulares de la cuenta de Brixco en HSBC es el señor Sanchis», para acto seguido avisar de que si la Audiencia Nacional tiene intención de bloquear esos fondos debe darse prisa porque ese depósito no hace más que disminuir desde que comenzaron las informaciones que apuntan a que Bárcenas sacó buena parte de su fortuna hacia firmas sudamericanas. «El saldo de esa cuenta HSBC disminuyó en 100.000 dólares (77.859 euros) esta semana», detalla uno de los correos. El otro insiste en que «hoy la cuenta Brixco tiene aproximadamente 380.000 dólares (295.874 euros) pero se espera una liquidación en el futuro cercano». La segunda cuenta que usó Bárcenas para opacar su fortuna cuando Baltasar Garzón judicializó Gürtel está, según Washington, a nombre del testaferro. «Adicionalmente, hay otra cuenta HSBC cuyos titulares son Rumagol S.A. (Uruguay) e Iván Yáñez Velasco que recibió menos de un millón de dólares (778.600 euros) del banco suizo Lombard Odier Hentsch&Cie, donde se reporta que Bárcenas tenía cuentas adicionales», apuntan. Pero Estados Unidos identifica una tercera cuyo saldo actual o pasado no revela. «Había una cuenta de la que era titular Lindmel Internacional S.A. en HSBC [...], una institución financiera extranjera (Uruguay) que mantenía la cuenta de HSBC para sus actividades de bróker». Esta cuenta, también relacionada con Sanchis, recibió dinero desde cuentas de Suiza controladas por la fundación panameña tras la que se escondía Bárcenas.

Al margen de las cuentas del extesorero, Washington comunicó que hay un cuarto depósito relacionado con el caso Gürtel. Se trata de la ya conocida cuenta de Bancaja en Miami, a nombre de la sociedad Hilgart, que estaría controlada por Correa. En ese depósito, revela la Oficina de Cooperación Judicial de Washington, hay un «saldo aproximado de 250.000 dólares» y, por ahora, es embargable.

Ruz considera que tanto Sanchis como Yáñez fueron los auténticos artífices de la evasión de capitales de Bárcenas desde Suiza a Estados Unidos y luego a Uruguay y Argentina. El juez cree muy probable que ambos no se limitaran a usar las cuentas ya descubiertas por las autoridades norteamericanas, por lo que ha reclamado a EE.UU. toda la información bancaria que tenga disponible sobre los dos testaferros del extesorero del PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

EE. UU. cifra en 3,9 millones de euros lo que ocultó Barcenas en sus bancos