Treinta años de militancia en la organización terrorista


Madrid

El preso de ETA Xabier López Peña, alias Thierry, fue un jefe «de peso» en la organización terrorista, considerado por las autoridades españolas como el instigador del atentado de Barajas en diciembre del 2006, que rompió la tregua de la banda y en el que murieron dos personas.

Thierry, nacido en Galdakao (Vizcaya) el 30 de mayo de 1958, estaba considerado en el momento de su detención, el 20 de mayo 2008 en Burdeos (Francia), como el número uno de la organización terrorista. Antes de su arresto, López Peña había participado en las conversaciones mantenidas por ETA y representantes del Gobierno español durante la tregua del 2006.

La militancia de Thierry en ETA se remonta a 1980, según fuentes antiterroristas, que le sitúan como miembro de la banda desde ese año.

Tres años más tarde, el 24 de febrero de 1983, fue detenido cerca de Bayona (Francia) e ingresó en prisión, tras ser procesado, acusado de constitución de asociación de delincuentes destinada a la extorsión. Según la policía, López Peña asumió la responsabilidad de los zulos de ETA en marzo de 1991.

La presión policial le llevó a abandonar Francia y buscar refugio en Cuba. Cuando regresó, se incorporó a la dirección de la banda, donde asumió sucesivamente diversas responsabilidades.

El 8 de julio de 2005, el Tribunal Correccional de París le condenó a ocho años de prisión tras ser juzgado en rebeldía. El tribunal le consideró culpable de ser uno de «los responsables de los apartamentos en la región de Toulouse».

En un auto de enero de 2007, el juez Baltasar Garzón le atribuyó la instrucción al presunto etarra Iker Aguirre Bernadal en el manejo de armas, confección de artefactos explosivos y en materia de medidas de seguridad.

El 5 de febrero de 2007, la Audiencia Nacional ordenó su búsqueda, detención e ingreso en prisión por colaboración con banda armada.

El Tribunal Correccional de París le juzgó nuevamente en rebeldía y le condenó el 8 junio de 2007 a dos años de cárcel y a la prohibición definitiva de estancia en Francia.

En el marco del alto el fuego permanente anunciado por ETA el 22 de marzo de 2006, Thierry participó en las conversaciones mantenidas por ETA y representantes del Gobierno español. En un momento en el que las autoridades españolas le consideraban la persona con «más peso político y militar de ETA» e instigador del atentado de Barajas en diciembre de 2006, que rompió la tregua de la banda y en el que murieron dos personas, «Thierry» fue detenido el 20 de mayo de 2008 en Burdeos (Francia).

Días después, el 24 de mayo de 2008, fue imputado por jueces antiterroristas de París por extorsiones por banda organizada y tenencia ilegal de armas, entre otros cargos.

Seis meses más tarde, todo apuntaba a que «estaba suspendido de militancia», pues el aparato militar de ETA le acusaba de «entorpecer la preparación de atentados».

El juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional le procesó el 7 de marzo de 2011 en la causa que investigaba los vínculos entre ETA y las FARC y el 24 de abril de 2012 por integración terrorista en grado de dirigente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Treinta años de militancia en la organización terrorista