Un contencioso competencial cuya resolución va para largo


Redacción / La Voz

El pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se ve abocado a resolver un conflicto competencial en un tema polémico.

Si en el año 2008, bajo la presidencia de Javier Gómez Bermúdez tuvieron que decidir si Garzón, a la sazón instructor del caso Gürtel, era o no competente para instruir la causa de la memoria histórica y los crímenes del franquismo, ahora los 17 magistrados que la integran, con Grande Marlaska a la cabeza, tendrán que determinar si Gómez Bermúdez, hoy juez instructor, es competente para investigar la querella de IU sobre los famosos papeles de Bárcenas, que reclama su colega Ruz.

Una vez más, no lo van a tener fácil. Desde un punto de vista estrictamente formal, a tenor del relato de hechos y de la cronología de los mismos que recoge el último auto de Gómez Bermúdez, lo van a tener muy cuesta arriba para no darle la razón.

Si le dan prioridad al fondo de la cuestión -la conexión entre el caso Gürtel y los papeles de Bárcenas- puede que Ruz y, fundamentalmente la Fiscalía, en este caso en sintonía con los intereses del PP, se salgan con la suya. Si eso ocurriese, tendremos caso Gürtel -hasta la fecha 2.000 tomos, 101 imputados y cuatro años de instrucción- para rato. También se dilatará en el tiempo el veredicto de la sala de lo Penal sobre la competencia porque aún hay que resolver antes varios recursos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un contencioso competencial cuya resolución va para largo