El rey Juan Carlos, operado de manera satisfactoria

La intervención duró tres horas y el doctor que la dirigió asegura que el monarca necesitará entre dos y seis meses pera una recuperación completa

El príncipe asegura que el rey está «despierto» y «satisfecho» con la operación

El rey Juan Carlos se recupera en la clínica madrileña La Milagrosa de la operación de hernia discal a que se ha sometido este domingo, que ha concluido con éxito, según han informado fuentes de la Casa del Rey. El monarca ha abandonado el quirófano unas tres horas después de entrar en la sala de operaciones, donde ha sido intervenido por el neurocirujano Manuel de la Torre Gutiérrez.

El rey necesitará «unos meses», manifestó Manuel de la Torre Gutiérrez en rueda de prensa, y fijó ese periodo entre dos y seis meses «para una recuperación completa». Según explicó el médico, Juan Carlos I tendrá que permanecer ahora en torno a una semana hospitalizado, el tiempo habitual tras una cirugía de este tipo. El monarca podría tener que utilizar una silla de ruedas al abandonar el hospital y durante un tiempo. Eso dependerá de cómo evolucione en la rehabilitación. «Cuanto más fuerza tenga, menos necesitará de medios de apoyo o movilización, pero eso lo vamos a ir viendo con los días», manifestó el doctor De la Torre Gutiérrez.

Según explicó el neurocirujano, el monarca, en realidad, tenía «una afectación discal de dos segmentos». En la intervención se hizo «una extirpación y un tratamiento de los dos segmentos afectados». «La situación (del rey) ha sido absolutamente estable (durante la operación) y su recuperación es muy buena. Está despierto y colaborando como siempre», manifestó el médico.

Dentro del centro hospitalario, aguardaban el resultado de la cirugía la Reina, los Príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina. Todos ellos habían llegado a la clínica a última hora de la mañana, primero Doña Sofía junto a las infantas y una hora y media más tarde Felipe y Letizia. Juan Carlos I, de 75 años, ingresó en el hospital La Milagrosa poco antes del mediodía, para someterse a una operación programada que arrancó algo más de una hora después de su llegada. «Otra vez, otra vez...», dijo el rey a los numerosos periodistas que lo aguardaban al llegar al hospital en automóvil, en el asiento del copiloto, refiriéndose al número de operaciones que lleva ya a sus espaldas en los últimos meses.

El secretario y asesor de las infantas, Carlos García Revenga (imputado en el caso de corrupción que protagoniza el yerno del rey y marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin), también ha acudido al centro sanitario, al igual que el secretario de la reina, José Cabrera. De la Torre ha utilizado en el quirófano un equipo tecnológico de última generación, que le ha permitido utilizar el instrumental con la máxima precisión y seguridad ante la hernia discal y estenosis de canal que el rey Juan Carlos padece en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral. Su trabajo ha consistido en «rebajar» el saliente herniado del disco que presiona el canal vertebral, liberar las raíces nerviosas comprimidas por la estenosis y reconstruir las estructuras dañadas.

La recuperación de Juan Carlos I tras la operación llevará tiempo, seguramente más que el mes que estuvo de baja tras la operación de cadera izquierda a la que se sometió el 23 de noviembre, la última intervención hasta la de este domingo y en la que le fue implantada una prótesis para hacer frente al desgaste causado por la artrosis. El pasado miércoles sufrió en esa cadera una luxación y tuvo que acudir al hospital, donde el problema se solventó rápidamente.

La salud del monarca español se ha resentido en los últimos tiempos. La operación es la cuarta en menos de un año y la séptima en casi tres años. Coincide además con el momento más bajo de sus 37 años de reinado. La popularidad del rey Juan Carlos fue cayendo desde su polémico viaje a Botsuana para cazar elefantes. Pero lo que sobre todo le ha hecho daño es el escándalo de corrupción en torno a su yerno Urdangarin, en el que se va estrechando también el cerco en torno a la casa real. Y ya han surgido voces en el campo político que piden que abdique en su hijo, el príncipe Felipe.

La Casa del Rey dejó claro hace diez días que el rey no tiene intención alguna de abdicar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El rey Juan Carlos, operado de manera satisfactoria