Bárcenas declara la guerra al PP y lo demanda por despido improcedente

Enrique Clemente Navarro
Enrique Clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Denuncia al partido por romper el contrato en enero, y se apunta al paro

27 feb 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La guerra que mantiene Luis Bárcenas con el partido para el que trabajó durante tres décadas, hasta ahora en la sombra, se hizo ayer manifiesta. El extesorero se ha quitado la careta y ha desatado las hostilidades de forma abierta al demandar al PP por despido improcedente. Sostiene que trabajó como asesor del partido desde marzo del 2010 hasta el pasado 31 de enero, fecha en la que dice que le dio de baja sin su consentimiento.

Bárcenas acudió al juzgado de lo social este mismo lunes, minutos después de prestar declaración durante tres horas ante el juez instructor del caso Gürtel, Pablo Ruz, que decidió retirarle el pasaporte y prohibirle salir del país. El mismo día también en que María Dolores de Cospedal, a la que considera su gran enemiga en el partido, explicaba en rueda de prensa que el extesorero dejó de prestar servicios en el PP en abril del 2010 y que entonces la dirección pactó con él pagarle una «indemnización en diferido en forma de simulación de lo que antes era su retribución». El PP le siguió pagando las cotizaciones a la Seguridad Social, lo que supone una infracción muy grave, y le retuvo el IRPF, lo que da a entender que había una relación laboral estable.

La número dos de los populares pudo zanjar el asunto mostrando el finiquito que certificase que el despido se produjo, pero no lo hizo. Ni siquiera contestó cuando se le preguntó si lo haría. Bárcenas contradice con su demanda la explicación confusa y no sustentada en pruebas de la secretaria general y pone en tela de juicio la versión que el partido sostiene desde hace dos semanas, es decir que en abril del 2010 rompió su relación laboral.