Bárcenas continuó ligado al PP con un contrato laboral indefinido

Cobraba sin trabajar 225.000 euros como salario, no como finiquito

Bárcenas se sube a un taxi tras declarar ante el fiscal Anticorrupción, el pasado día 6.
Bárcenas se sube a un taxi tras declarar ante el fiscal Anticorrupción, el pasado día 6.

Madrid / Colpisa

El PP ofreció a Luis Bárcenas a comienzos del 2010 un contrato indefinido a cambio de que dejara el partido. El extesorero aceptó el acuerdo, secreto hasta ahora, y pidió la baja como militante el 8 de abril. Pocos días después renunció al escaño de senador por Cantabria. El PP ha pagado durante los dos últimos años 225.000 euros anuales con las correspondientes retenciones de IRPF y cuotas de la Seguridad Social. Esa era la suma que Bárcenas ingresaba como responsable de las finanzas populares. No se conoce hasta ahora que efectuara prestación laboral alguna a cambio de dicha remuneración.

El Partido Popular no explica qué razones tuvo para hacer una oferta tan suculenta a Bárcenas solo para que dejara el partido. Tampoco revela quién llevó las negociaciones con el entonces tesorero ni quién firmó el acuerdo. El exresponsable de las finanzas populares fue imputado en marzo del 2009 en el caso Gürtel, y desde ese momento arreciaron las presiones sobre Mariano Rajoy para que lo expulsara. El líder del PP aguantó incólume un año. Mantuvo a Bárcenas en su puesto y defendió su honorabilidad. Hasta que de golpe, un 8 de abril el extesorero anunció su adiós y fue despedido con salvas de alabanzas plasmadas en un comunicado.

Nunca se fue. Y nunca se hubiera ido si no llega a ser porque las autoridades de Suiza respondieron, con casi cuatro años de retraso, a una comisión rogatoria remitida por Baltasar Garzón sobre las cuentas bancarias de Bárcenas en el país helvético. No tenía un finiquito prorrateado ni tenía un contrato de dos años, tenía uno indefinido a cambio, aparentemente, de no hacer nada. Cobraba además el sueldo más alto del PP. Nadie recibe del partido más de 225.000 euros al año.

Bárcenas alegó ante la Fiscalía Anticorrupción el 6 de febrero que los cobros que recibía del PP correspondían al finiquito prorrateado que habían acordado, pero cuando le hicieron ver que en los pagos había retenciones por IRPF ofreció, según fuentes del ministerio público, explicaciones vagas y difusas que no convencieron a los interrogadores, que llegaron a la conclusión de que aquello no era una liquidación por la rescisión de un contrato de trabajo sino una nómina en toda regla. Una opinión que comparten en la Agencia Tributaria.

El extesorero volverá a ser preguntado por su relación laboral con el PP cuando vuelva a ser citado por la Fiscalía con motivo de los resultados de las pruebas caligráficas de su letra. Para entonces, Anticorrupción tendrá en su poder los datos que ha solicitado a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social referidos a los últimos años de vida laboral del extesorero.

Fuentes del PP señalaron que la existencia de ese acuerdo laboral con Luis Bárcenas era desconocida para la gran mayoría de miembros del partido, dirigentes relevantes incluidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

Bárcenas continuó ligado al PP con un contrato laboral indefinido