Trabajadores de concesionarias obligan a parar el pleno de Vigo

El Concello amplía el fondo social para compensar la paga extra perdida

Los empleados de concesionarias municipales reventaron el pleno para que el Concello no empeore sus condiciones laborales.
Los empleados de concesionarias municipales reventaron el pleno para que el Concello no empeore sus condiciones laborales.

Juanma Fuentes / Vigo, la voz

Varias decenas de empleados de contratas del Concello vigués pusieron ayer contra las cuerdas al alcalde de Vigo con sus gritos y protestas mientras se desarrollaba el pleno de aprobación de los presupuestos. Aunque Caballero aguantó sus embates durante media hora, finalmente no tuvo más remedio que suspender la sesión.

Incidentes de este tipo se han producido en otras ocasiones y el regidor vigués siempre trata de no levantar el pleno por motivos de imagen. Ayer, sin embargo, coincidieron en el salón de sesiones trabajadores de las empresas concesionarias de basura, jardines, Instituto Municipal dos Deportes y museo Marco, entre otros. Los motivos son dispares, pues unos se quejan de recortes tras rebajar el gobierno local los contratos económicos y otros de la existencia de despidos que el Concello no ha evitado e incluso por propia decisión municipal.

En otras ocasiones, Caballero intentó posteriormente dificultar el acceso a sucesivos plenos de las personas involucradas en incidentes de este tipo. Por ello se aguarda con interés a ver qué ocurre mañana. A las 8.30 se ha convocado de nuevo la sesión tras un acuerdo de los portavoces municipales de PP, PSOE y BNG. Algunos de los trabajadores recordaban ayer que otras veces la Policía Local utilizó listas negras para vetar el acceso por orden del alcalde.

Quizás por ello el regidor recibió ayer recados de la oposición. Iolanda Veloso (BNG), calificó de «mágoa» que los trabajadores no encuentren interlocución en el Concello. Por su parte, José Manuel Figueroa (PP), le pidió que los reciba y advirtió de que esperaban que al pleno del miércoles «todo el que quiera pueda acudir».

Compensación

Antes de suspender la sesión los tres grupos municipales aprobaron por unanimidad la ampliación del fondo social de los actuales 300.000 euros a 1,5 millones. Aunque oficialmente se trata de una medida destinada a mejorar las ayudas que el Concello da a su personal para asuntos sociosanitarios no cubiertos por la Seguridad Social o gastos de formación, todas las partes, sindicatos incluidos, lo consideran una compensación por la anulación de la extra de la pasada Navidad.

Si cada empleado municipal tocaba a 215 euros con el importe anterior, ahora la media se eleva a casi 1.100. No llega al volumen de la extra, pero supone un incremento sustancial, por lo que los sindicatos expresaron su total conformidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Trabajadores de concesionarias obligan a parar el pleno de Vigo